header
Viernes, 04 Marzo 2011 09:38

Lo inevitable de la crisis y la crisis de lo inevitable

Written by Amaro Reyes

amaro tex 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 27 de enero del presente año (2011) la Comisión Investigadora de la Crisis Financiera en los Estados Unidos (FCIC, siglas en ingles, Financial Crisis Inquiry Commission) hizo públicos los resultados de su investigación (1,2). La comisión está conformada por diez personas nombradas por la cúpula del congreso americano y son seis demócratas y cuatro republicanos, aunque algunos nombres han cambiado durante el transurso del tiempo. Estos individuos no son miembros del congreso ni empleados del gobierno a ningún nivel. Se le ha llamdo también la Comision Angelides, por el nombre de su presidente, Phil Angelides. Fue establecida a instancia de un acta federal (Public Law 111-21) firmada por el presidente Obama en mayo del 2009. Los propósitos de la comisión son: "...examinar las causas, nacionales y globales, de la crisis economica y financiera en los Estados Unidos" (3). Es importante enfatizar que esta crisis no es sólo americana sino también mundial y que continúa teniendo efectos deletereos hasta el día de hoy. El grupo llevó a cabo audiencias públicas donde se entrevistaron a cientos de testigos y empezó a reunirse desde el 2009.

La conclusión principal es que la crisis pudo haber sido evitada (4) A diferencia de los pronunciamientos de funcionarios gubernamentales y ejecutivos de Wall Street en el sentido de que hubiera sido imposible predecir o evitar la crisis, la comsión llega a un juicio distinto y opuesto. Culpa básicamente a políticos, banqueros y reguladores del sistema financiero de negligencia e irresponsabilidad. La Reserva Federal del Tesoro de los Estados Unidos y el banco de la Reserva Federal en Nueva York se señalan como las dos principales instituciones quasi gubernamentales que permitieron y promovieron la extensión fácil de créditos hipotecarios a gente que no podía pagarlos. Tampoco fueron capaces de impedir que bancos e instituciones neoyorkinos gigantescos, como Citigroup y Lehman Brothers, inviertieran miles de millones de dólares en instrumentos de inversión basados en estas hipotecas, que terminaron fallando muchas de ellas.

La comisión dirige tambien sus baterias contra grandes bancos y compañías financieras como: Bear Stearns, Merrill Lynch, Goldman Sachs, Morgan Stanley, y el mismo Lehman Brothers, el cual terminó en la bancarrota y disolución, así como contra las agencias encargadas de acreditar esas inversiones, como Moody's y Standard and Poor's.

Bethany McLean y Joe Nocera, periodistas y autores americanos, (Ms McLean incluso trabajó tres años con Goldman Sachs), ponen en claro quienes fueron los principales personajes que tuvieron relevancia y responsabilidad suprema en la crisis actual que ha devastado a la economía mundial. En su reciente libro: "All The Devils Are Here. The Hidden History Of The Financial Crisis" ("Ya llegaron todos los diablos. La historia oculta de la crisis financiera") (5) hacen una narración casi novelesca de lo que realmente sucedió en los recintos corporativos de Wall Street.

Aunque no recibe tanta atención negativa en el libro como se merece, es Alan Greenspan el principal diablo de la tragedia. Siendo director de la Reserva Federal promovió tanto la idea de lograr una desregulación extrema del mercado y las finanzas como también la teoría de que el mercado es capaz de regularse a si mismo, por si solo, sin intervención humana alguna, y que sabe que es lo que más le conviene a la mayoría. Greenspan proporcionó el fundamento ideológico de la crisis mundial actual del capitalismo.

Otro gran demonio que contribuyó al empeoramiento de la crisis (aunque nadie lo podría responsabilizar de la misma) es John Paulson, financiero y multibillonario americano que se calcula gano 4 mil millones de dolares especulando durante el peor momento de la catástrofe.. Esto lo hizo a traves de comprar credit default swaps y apostar a que los precios de las bienes raíces bajarían y que la gente perdería sus hogares, lo cual contribuyó a la bancarrota de algunas compañías aseguradoras. Paulson recientemente ganó cinco mil millones de dólares más en sus inversiones en oro.

Así como estos chamucos hay muchos otros hijos del averno mencionados en el libro de McLean y Nocera, que se lee casi como un thriller policiaco. Pero no importa cuantos culpables pudieramos encontrar la realidad es que las crisis económicas y financieran son y han sido parte intrinseca del sistema de producción capitalista, aunque también han existido durante el feudalismo y el esclavismo (6).

Los procesos de expansión y contracción de la economía han ocurrido a través de siglos. La más reciente contracción, mejor conocida como crisis, empieza durante los años 2007 a 2008 y aun no ha terminado. Es la peor desde la Gran Depresión de los 1930's...

Una vez que el capital ha extraído la máxima tasa de ganancia no da para más. La tendencia a la sobreproducción conlleva inevitablemente al aumento de salarios a nivel mundial, por el aumento de la demanda de trabajo, y a la disminución de la tasa de ganancia (7). Esto en última instancia produce desempleo y recesión, que es lo que estamos viviendo actualmente.

A final de cuentas lo que decían los funcionarios gubernamentales y banqueros de Wall Street era cierto, que esta crisis no se hubiera podido evitar, pero no por las razones que ellos creían. Otra cosa que dijeron era que la crisis no se podía haber predicho, pero al menos diez o más analistas y economistas lo hicieron desde principios de la década

Vemos en todo esto que no solo la irresponsabilidad y negligencia de las instituciones públicas y privadas tuvieron mucho que ver con el empeoramiento del problema, sino que también intervino una buena dosis de fraude, engaño, mentira, avaricia y falta de transparencia. Los funcionarios gubernamentales, banqueros y reguladores responsables no hicieron nada para tratar de evitarlo porque no les convenía alterar el status quo o porque estaban ganando mucho dinero.

Podemos concluir que es inevitable que ocurran ciclos de contracción o crisis en la economía capitalista mundial donde mucha gente va a sufrir, no sólo casi todos los trabajadores sino la mayoría de la población. Y siempre habra astutos buitres psicopáticos que sabrán muy bien como beneficiarse a si mismos y a unos cuantos durante los periodos de inestabilidad. Esto continuará mientras las cosas no cambien radicalmente.

Aunque se han establecido ciertas reformas regulatorias, el sistema financiero global continúa intacto y es básicamente similar al que existía antes de que la crisis comenzara. No se han realizado muchos cambios. Los últimos reportes e indicadores hacen pensar que la economía global está creciendo, pero el riesgo de un deterioro más grave continúa siendo alto, como lo han manifestado varios economistas y expertos.

Los levantamientos e insurrecciones populares que hemos observando en Túnez, Egipto, Libia y otros paises son consecuencia directa de esta crisis. Primero hubo protestas de trabajadores y estudiantes en Europa, pero ahora vemos las masas de los oprimidos en el norte de Africa y Medio Oriente perder el miedo y tomar sus vidas y destinos en sus propias manos. Ellos no solo buscan derrocar anquilosadas gerontocracias y dictaduras escleróticas sino que quieren trabajo, dignidad y respeto a sus derechos como ciudadanos y seres humanos. Los regímenes policíacos bajo los que han vivido nunca les han dado oportunidad de tener nada de eso. El desempleo, la pobreza y la carestía, incluyendo un alza reciente a los precios mundiales de los alimentos, los ha llevado a movilizarse y a salir a la calle. Es en los paises en la periferia del capitalismo donde las contradicciones propias del sistema se agudizan y hacen explosión durante la crisis actual

Es importante hacer notar que estos movimientos sociales se han iniciado casi espontaneamente (aunque con participación previa en medios electrónicos sociales), están constituidos principalmente por jóvenes, pero participan personas de todas las edades incluyendo niños, y no parecen tener un liderazgo o ideología claramente definidos. No sólo empleados y desempleados, sino tambien profesionistas y pequeños comerciantes son parte activa. Al momento de terminar de escribir este articulo (20 de febrero de 2011) decenas de miles de trabajadores en Egipto se han ido a la huelga, no sólo apoyando al resto del pueblo sino exigiendo mejores salarios y condiciones de trabajo. La participación de la clase trabajadora está manteniendo y perpetuando el movimiento revolucionario egipcio después de su primer momento.

Cuando el deseo de libertad y el impulso a cambiar una situación que se ha vuelto intolerable penetran y rompen la barrera del miedo y la inseguridad personales, los convencionalismos sociales se modifican, las inhibiciones se disuelven, y la gente es capaz de expresar lo mejor que tienen en materia de solidaridad, cooperación mutua, y activismo constructivo. Aquí es donde las élites en el poder empiezan a temblar y la dentadura les castañea.

Noam Chomsky ha observado, muy acertadamente, que no existe hoy una sola crisis sino muchas crisis (8). Así podemos hablar de una crisis del acceso a los alimentos y a los recursos naturales, como el agua, una crisis cultural, una crisis del medio ambiente, una crisis social y política, etc. Un mundo cada vez mas enfrascado en frecuentes y severas crisis de diverso tipo que destabilizan a la mayoría de la gente y crean un clima de inseguridad y desconfianza, por no decir de mayor pobreza y explotación.

Es lo que está sucediendo en el norte de Africa y Medio Oriente una resurgencia de la lucha de clases, como algunos lo han sugerido (9). ¿Llevará el derrocamiento de Mubarak y otros déspotas solamente a más dictaduras militares y civiles en esa región del mundo? ¿Es el malestar que observamos nada más una llamarada transitoria que pronto se apagará, o el inicio de un periodo de revoluciones de carácter historico? ¿Cuál es la posible conexión que pudieramos encontrar entre estos sucesos y la situación en México?

Como ya algunos comentadores han observado (10) la gente en México está harta y un detonador de la inconformidad popular puede aparecer en cualquier momento. Una democracia frágil y la fachada de libertad se derrumbarían rápida y fácilmente para hacer más obvio el autoritarismo y corrupción que todos conocemos. La movilización popular con reclamos de auténtica democracia, respeto a los derechos individuales, empleo y oportunidades para todos, y un alto a la violencia, corrupción e impunidad, sería quizá lo único que pudiera salvar a México de la catástrofe. Nadie sabe si esto ocurrirá o no, como ha ocurrido en Túnez y Egipto, pero la alternativa sería la inexorable descomposición social y política del país, que continúa imparable hasta el día de hoy. El pueblo mexicano es el único que tiene la solución a la encrucijada.

(1) Sewell Chan. Financial Crisis Was Avoidable, Inquiry Finds. The New York Times. A1.Wednesday, January 26, 2011.

(2) Financial crisis of 2088 avoidable, says US inquiry. BBC News. Business. 27 January 2011. www.bbc.co.uk/news/business-12297002

(3) en.wikipedia.org/wiki/Financial_Crisis_Inquiry_Commision

(4) www.fcic.org

(5) Bethany McLean and Joe Nocera. All The Devils Are Here. The hidden history of the financial crisis. 2010. Portfolio/Penguin. The Penguin Group. New York, NY.

(6) Chris Harman. A People's History Of The World. From the stone age to the new millennium. 2008. Bookmarks Publications. Brooklyn, NY.

(7) en.wikipedia.org/wiki/Crisis_(Marxian)

(8) Noam Chomsky. Crisis and Hope: Theirs and Ours. Boston Review. September/October 2009. www.chomsky.info/articles/200909--.htm

(9) en.internationalism.org/icconline/2011/2/egypt_tunisia

(10) Alejandro Nadal. Levantamiento en Egipto, lecciones para México. Opinión. La Jornada. 2 de febrero del 2011. Mexico, D.F. www.jornada.unam.mx/2011/02/02index.,php?section=opinion&article=028a 1 eco

(Imagen tomada de Internet / Derechos reservados por el autor)