header
Domingo, 28 Julio 2013 19:30

La peligrosa aventura de Rectorrr y sus amigos *

Written by Xavier Araiza

rectorrrrr
* En 1983 escribí esta pieza teatral inspirada en los sucesos de la represión a los universitarios críticos 
y movimientos sociales que no se dejaban avasallar por el gobierno y los intereses empresariales. Editorial Castillo la publicó en 1985. Desde el inicio de los años 80 gobernaba la Uni un rector que idolatraba a los alemanes del Tercer Reich, anunciaba el "sano espíritu feudal" y la implantación del Big Brother que, desde el octavo piso de rectoría (mirador panóptico) vigilaba y castigaba estudiantes, profesores y trabajadores de la Universidad de Nuevo Léon que no comulgaban con el espiritu medieval. Simultaneamente, en el gobierno estatal despachaba un político priísta arcaico y represivo que desde 1971, año del fatídico Jueves de Corpus en el Distrito Federal, se le conocía como Halconso Martínez Domínguez. Gobernador, rector, corifeos, séquito y propagandistas, ejemplos de la impunidad política y personajes perfectos para el humor teatral, propiciaron el material para escribir mi farsa política. En aquel tiempo de la "dictadura perfecta" (Mario Vargas Llosa, Dixit), "la presidencia imperial" (Enrique Krauze, dice) ni en el teatro ni en cine se hablaba del PRI con todas sus siglas. En la pieza se dice PRI y se nombra al PAN. Esta es la razón, tal vez, por la cual nunca se llevó a escena en los espacios del teatro universitario local y no aparece en las historias del teatro nuevoleonés. Para implantar la delirante idea de formar ciudadanos amnésicos (náufragos en el presente perpetuo, sin futuro) que imagina y desea el poder del capital neoliberal, aquella época histórica que se lee en el texto, no existe, o se edulcura como cruzada democrática de las instituciones consagradas al Orden, el Trabajo, Dios y la Familia, contra los subversivos, radicales, anarquistas, ateos y comunistas. Aquel período represivo en la universidad, que perdura hasta el 2013, fue el embrión de la decadencia política, social y cultural que hoy espanta a no pocos represores empresarios, políticos y mediáticos que aparecen en la pieza. En esos años 80 la metrópoli regiomontana iniciaba su apogeo modernólatra, se regodeaba en la sociedad del espectáculo, se encerraba en la burbuja alienante que ya anunciaba su decadencia. Estos años de impunidad política, proliferación de cárteles del narcotráfico, violencia desatada en las calles y las instituciones, es  polvo de aquellos lodos ochenteros. Así, el poder del dinero, la política, los medios informativos y los personajes universitarios en la trama de La Peligrosa Aventura de Rectorrr y sus amigos, construyeron el nido del Frankenstein social que hoy se alimenta de la incertidumbre, el miedo, la histeria colectiva: hace treinta años anunciaban la debacle actual de Regiolandia. 

 

                                 (FARSA POLÍTICA EN DOS ACTOS)

                                                 PERSONAJES

Rectorrr / Médico y jefe de la Mafia Blanca

Letod, More, Arech / Médicos, miembros de la Mafia Blanca y compadres de Rectorrr

Daripo / Secretario de Rectorrr

Germán / Ciudadano alemán, asesor político de Rectorrr y especialista en historia, ideología y política del Tercer Reich.

Celestino / Asesor político de Rectorrr y especialista en organizaciones de izquierda.

Sancho / Filósofo y asesor cultural de Rectorrr.

Justin-Pa / Abogado y jefe del departamento jurídico.

Rino / Secretario general del sindicato.

Severino / Director de la Facultad de Ciencias Químicas.

Fortino / Entrenador de futbol americano y jefe de vigilantes.

Chulina / Estudiante y líder de la Facultad de Leyes.

El Gober / Primer jefe del estado.

El Candidato / Aspirante a la jefatura del estado.

Director 1

Director 2

Director 3

Futbolistas

Periodistas

 

                                         ACTO PRIMERO

I. SELECCIÓN DE VESTUARIO, CITAS, PLANES Y EJERCICIOS

(En el despacho particular de Rectorrr)

RECTORRR:

.... la toga, el birrete, el uniforme militar... incluye el casco, los binoculares, la bata blanca... ¿estás anotando?

DARIPO:

Sí, jefe.

RECTORRR:

También me traes el manual de la Cía.

(Sorprendido) ¿El manual de la silla?

RECTORRR:

¡Imbécil! ¡El manual de la CIA! ¡Ma-nual-de-la-CI-A!

DARIPO:

¡Ah sí, jefe! El librito que le regaló el embajador.

RECTORRR:

(Grandilocuente) ¡Exacto, exacto! Ese libro tenemos que estudiarlo con atención: sobre todo ahora que los comunistas y el senadorcito ese pretenden derrocarme.

DARIPO:

¿Se refiere al caballeroso?

RECTORRR:

¿Cuál caballeroso? ¿Cuál caballeroso? Es un simple payaso... un bufón de circo barato... un lidercillo de esa chusma obreril.

DARIPO:

(Tímido) Pero... ese es su apellido, jefe. Acuérdese que es un político importante. ¡Y además protegido de Don Fidel!

RECTORRR:

(Sobresaltado) ¡¿Cuál Fidel?! ¡¿Castro?!

DARIPO:

No, jefe: Don Fidel Veláz.

RECTORRR:

¡Ah! Me diste un susto. Como están las cosas no dudaría ni tantito que el barbón cubano ese sea el que asesora al senador para desestabilizarme. Seguramente hasta Rublos de Moscú le mandaría por debajo del agua.

DARIPO:

¿En un submarino, jefe?

RECTORRR:

¡Idiota! Es una metáfora poética la que utilizo. Daripó: ¿No sabes que ya se inventaron los bancos y las maletas para sacar el dinero al extranjero?

DARIPO:

Sí, jefe.

RECTORRR:

(Prepotente) De todas maneras, no me importa que el senadorcete ese sea protegido por Fidel Veláz o por Fidel Castro. ¡Lo dicho dicho está! en casos como éste lo único bueno y verdadero que mantiene mi agitada conciencia un poco tranquila, son mi palabra y mi voluntad. ¿Escuchaste, Daripó?: ¡Mi palabra y mi voluntad! ¡La voluntad y mi fuerza!

DARIPO:

sí, jefe.

RECTORRR:

¡Continuaremos con la lista! ¿Anotaste la bata blanca y el manual?

DARIPO:

Sí, jefe.

RECTORRR:

(Se concentra) Apunta: vas a la capilla y buscas a Celestino; dile que me consiga inmediatamente las obras completas de Santo Tomás y San Agustín. Luego vas a la sala de juntas. En el librero está un libro escrito en alemán que lleva por título "Mi lucha"... en la agenda de citas apunta lo siguiente: Miércoles 16:00 horas: asesoría cultural con el filósofo Sancho. Sábado 10:00 horas: clase de traducción con mi asesor Germán. (Pausa).

DARIPO:

¿Es todo, jefe?

RECTORRR:

¡Es todo! ¿Pasaste a máquina las citas célebres?

DARIPO:

Sí, jefe. Las de Newton que me dio usted; las del gober las tomé del tercer informe de gobierno.

RECTORRR:

¡A propósito de citas! (Acciona el interfono) ¡Señorita!: con carácter de urgente convoque a todos los directores; dígales que los reuniré en la sala de conferencias. (Corta. Vuelve a llamar). ¡Evite a toda costa que se acerquen los periodistas! Además de urgente dígales a los directores que será una junta absolutamente secreta, por lo cual prohibido la asistencia de sub-directores y secretarios. Dígales que actúen con cautela y que asistan estrictamente uniformados. (corta) ¡Daripó! entre los papeles de mi archivo personal, busca mi credencial del partido.

DARIPO:

¿La del PRI o la del PAN?

RECTORRR:

(Visiblemente alterado) ¡La del PRI imbécil! ¿No te has dado cuenta que estamos en período de elecciones? (Sale Daripó).

(Rectorrr saca una colchoneta de su escritorio, la desdobla ceremoniosamente y la extiende en el centro de su oficina. A continuación practica posiciones y respiración al estilo yoga y permanece en estado de concentración por espacio de dos minutos. Súbitamente lanza un grito de batalla y comienza a practicar rutinas semejantes a los de los karatecas. Al cabo de un minuto de ejercicio y de exclamaciones brutales y primitivas, vuelve a la posición yoga para relajarse completamente. Se incorpora satisfecho, ceremoniosamente guarda la colchoneta y de su escritorio extrae y contempla, amoroso, una fotografía de su familia. A continuación saca un maletín repleto de billetes, les echa una rápida ojeada y los guarda. Por último saca una pistola escuadra de marca alemana; la acaricia y revisa cuidadosamente; hace ejercicios de puntería tomando como blancos a distintas personas del público; lanza un estridente y burlona carcajada y guarda nuevamente la pistola. Entra Daripó. De una maleta saca los atuendos que encargó Rectorrr).

RECTORRR:

¿Está todo el vestuario? (Mientras se cambia el traje negro por el uniforme blanco de hospital, observa con atención cada uno de los objetos). ¡No! ¡Este casco no me sirve! ¡Llévatelo! Quiero el que tiene grabada la swástica en tamaño grande y en color sangre. (Hojea el manual). Este librito debe tenerlo mi compadre Moré: está ansioso por leerlo... ¿Confirmaste las citas, Daripó?

DARIPO:

Sí, jefe. (De un maletín) Encontré el libro escrito en alemán: el señor Celestino está consiguiendo las obras completas; él las traerá personalmente el día de la cita... ¿Es todo, jefe?

RECTORRR:

(Brusco) ¡Vete ya! (Sale Daripó)

 

II. LA MAFIA BLANCA PLANEA ATACAR A LA OPOSICIÓN.

(Rigurosamente formados entre Moré, Letód y Aréch. Van vestidos con uniforme de hospital: batas blancas, mascarillas y guantes de quirófano, tela cubre-cabello, etcétera).

MORE:

¡Tenemos que actuar!

ARECH:

¡Sí, pero ya!

RECTORR:

¡Cite a junta urgente de directores!

LETOD:

(Con aire de teórico y estratega) Tenemos que actuar pronto. Aunque sea miembro prominente del partido, el senador no es un hombre de fiar. Ni el gober lo puede controlar. Ese caballeroso anda cortejando a los comunistas para influir en la elección sindical. Además, sólo obedece órdenes de Don Fidel...

RECTORR:

... ¡Veláz!... ¿Verdad?

LETOD:

¡A güevo! ¿A quién más habría de ser? El viejo ese tiene mucho peso político allá arriba. (Sentencioso) ¡Y no olvidemos que también tiene mucho colmillo!

RECTORR:

(Gruñendo) Los comunistas y el senador se quieren aliar para ganarnos el sindicato y la rectoría. ¿No es así?

MORE:

(Enfurecido) ¡No, eso nunca! ¡Antes tendrán que pasar por mi cadáver!

LETOD:

Primero hay que idear un plan. Luego trazar una estrategia con objetivos precisos, para después actuar con tácticas bien calculadas.

MORE:

¡Muy complicado, muy complicado! ¡Que Fortino organice a nuestros amigos!

ARECH:

¡Estoy de acuerdo!

LETOD:

Calma. Calma. Aún no es tiempo para la actuación de Fortino; él entrará a escena más tarde. Lo utilizaremos cuando el teatro de operaciones exija enfrentamientos físicos. Ahora sólo emplearemos la astucia y la presión psicológica.

Necesitamos saber quiénes están dispuestos a venderse, y quiénes por temor a perder sus trabajos, doblaran las manitas y guardarán silencio. Necesitamos saber quiénes son nuestros aliados dispuestos a todo.

RECTORRR:

¡Mierda de senador! ¡Cuando entramos a elecciones se pone a tirarme chingazos!

ARECH:

¿Y a quién le daremos la secretaría del sindicato?

RECTORRR:

¡A Rino! Hizo buen papel cuando corrimos a los agrónomos. Controla bien a los trabajadores.

MORE:

¡Pensemos en otro candidato más confiable! Los antecedentes de Rino no me convencen. Necesitamos gente con trayectoria política intachable. ¡Rino fue miembro de una organización de jóvenes subversivos!

RECTORRR:

¡Me opongo terminantemente! Esos fueron pecados de juventud. Con el sueldo que le pagamos -más los extras- la ideología subversiva le viene guanga. Repito: ¡Me opongo terminantemente! Si actuamos así tendremos que eliminar también a Celestino y a Justin-pá; ellos han sido fieles y dóciles a nuestra política. Celestino es un magnífico asesor político, y Justin-pá ha corrido muy bien a los trabajadores revoltosos; es un excelente abogado conocedor de los asuntos y las maniobras jurídicas. ¡No estoy de acuerdo con Moré! ¡Insisto! Que Rino sea nuestro Secretario General del Sindicato!

LETOD:

Rectorrr tiene razón. Rino, igual que Celestino, Justin-pá y Sancho, nos han sido muy útiles. Si vacilan, ¡Simplemente le damos chicarrón!...

RECTORRR:

...¡En el acto!

LETOD:

... por ahora debemos estar unidos para enfrentar a ese Caballeroso bocón y esos comunistas subversivos.

MORE:

¡Compadre! ¡Tú eres diputado del partido! ¿Cómo vas a enfrentarte al senador?

LETOD:

(Cínico) ¿Y qué? A río revuelto ganancia de pescadores. No se me hizo con la gubernatura y pronto dejaré de ser diputado. Sólo me queda mantener el poder en la uni. En el partido hay una ley no escrita que dice que el que tiene más saliva traga más pinole. Además, la uni es una buena plataforma para negociar en el presente y en el futuro. Si el PAN se pone de moda se cotiza alto en el mercado de la política, ¡Pues nos acostumbraremos a comer PAN!

MORE:

¡Yo hace un buen rato que lo vengo probando!

RECTORRR:

¡Al meollo! Hay que preparar la junta de directores.

ARECH:

Por lo pronto utilizar a Rino, Sancho, Celestino y Justin-pá...

MORE:

... ¡Y atacar por todos los frentes al senador y... (Suena el interfono).

RECTORRR:

(Agitado y nervioso) ¿Cómo? ¿Larga distancia? ¡Inmediatamente! (Toma el teléfono. A los demás). ¡Llamada de New York!... ¡Bueno!... ¿El director de relaciones internacionales? Mister Robert Smith.... Yes, yes... ¡¿Mister Smith?! ¡¿Qué sorpresa?! ¡¿Cómo está, eh?! Very well, very well... sí, sí. Tenemos algunos problemitas politicos... no... no... ¡Qué va! Con el gobierno todo marcha bien... ¡Por supuesto! Los empresarios regiomontanos confían en nosotros como confían en Mister Reagan... sí... sí... es sólo un problemita, ¿cómo diríamos? ¡Interpartidario! ¡Eso es! ¡Interpartidario!... ¿Los comunistas? Bueno, a decir verdad, también están presionando: quieren el sindicato... ¡Por supuesto! A los más identificados los corrí o los indeminicé... ¡Qué va! En la uni no tenemos becado a ningún nicaragüense. ¡Jamás aceptaría a un totalitario sandinista!... ¡De ninguna manera! Nada de agitación que no sea controlada. Los directores han colaborado a las mil maravillas. Todos los viernes los junto para analizar la situación y para tomar medidas contundentes... ¡no!... ¡No! ¡Jamás permitiré que vuelvan a contaminar la uni con sus ideas subversivas!... ¡Ah sí! Nos trata muy bien; confía en nosotros. Aquí tengo a la mano dos artículos que sirven de ejemplo. ¡Un segundito, please! (Busca rápidamente en su escritorio) ¡Aquí están! Uno se titula "Alma Desmater" (Se carcajea) Es un juego de palabras con el lema de la uni. Lo firma Fred Arreó, un magnífico economista egresado del tec, además escritor, pensador de paradojas y beligerante defensor de la libre empresa. El otro excelente artículo se titula". Comunistas tras la Uni", y lo firma el Abogado del Pópolo; él es un influyente periodista de un influyente periódico local... ¿El candidato oficial?... ¡Bien!... sí, sí, tiene acciones en varias empresas.... ¿Del PAN?... sí, sí, también es industrial joven y destacado... Negrín, también... Cocondriú, también... ¿El galletero? No; él sigue en el partido; por ahora tiene un pleito con la Conasupo; hace poco tuvo un agarrón periodístico con un líder obrero del mismo partido.

Igual que mi compadre Letód, él es diputado federal por el partido... ¡Con el PAN!... ¡¿Es contacto con sus asesores?!... ¡¡¡Pero mister Smith, nosotros por ahora somos militares del PRI!!! ... ¡Por supuesto!... ¡Por supuesto! Con el donativo de la Corporation se han mejorado las instalaciones de la facultad de medicina... sí, sí. ¡Con decirle que a mis compadres y a mi nos dicen Kellog's Boys'... ¡Por supuesto que sí! El informe completo y detallado lo enviaré la próxima semana, ¿a las oficinas de New York o de Chicago?... ¡Perfecto!... Estaremos en contacto directo... ¡Okey!... ¡Okey!... ¡Good Bye, mister Smith! (Cuelga, deprimido, silencio). En la corporación ya saben lo del senador... también están enterados de la agitación que hay entre los estudiantes y los trabajadores del Sindicato. Mister Smith amenazó con cortarnos el financiamiento para los programas más especiales, si no controlamos rápido la situación... ¡Y quiere que entremos en contacto con el PAN!

MORE:

(Violento) ¡Mierdas comunistas! Ahora sí nos hundieron. Seguramente en la corporación estarán pensando que somos unos ineptos políticos. ¡Unos pendejos!

LETOD:

(Que mientras tanto ha estado maquiavelando)¡Esperen! ¡Se me ocurre una idea genial!

RECTORRR:

¡Dila rápido!

LETOD:

Invitaremos al candidato y al gober a la reunión de directores.

MORE:

(Estupefacto) ¡¿Al Candidato y al Gober?!

ARECH:

(Intrigado) ¿Con qué objetivo?

LETOD:

(Astuto) Ya verán... mataremos muchos pájaros de una pedrada. Urdiré un plan. Mañana nos reunimos para afinar detalles; luego visitaremos al Gober y al candidato. Esto sólo lo sabrán Germán y Celestino. Por lo demás, el plan debe quedar en absoluto secreto. Mientras tanto hay que preparar a los amigos.

RECTORRR:

¡Manos a la obra! (Salen. Rectorrr regresa por el manual de la CIA) ¡Moré! Aquí tengo el manual que me obsequió en el embajador Babin! (Sale nuevamente).

 

III. APRENDIENDO FILOSOFÍA E HISTORIA MEDIVAL.

(Con sus binoculares, Rectorrr observa detenidamente el campo universitario. Viste una brillante toga negra y un brillante y negro birrete).

RECTORRR:

Dime, Sancho: ¿En la época feudal se toleraba el voto de la chusma?

SANCHO:

¿Cuál chusma, jefe?

RECTORRR:

El populacho, los plebeyos, los labriegos, los obreros, los empleados. ¡O como se les llame!

SANCHO:

No, jefe; no se toleraba. Las autoridades, es decir, el rey y sus súbditos eran elegidos según las tradicionales leyes divinas, y por la herencia de la sangre, es decir, por las leyes de la jerarquía familiar de la alta nobleza.

RECTORRR:

Háblame de la filosofía de la época.

SANCHO:

La tradición filosófica estaba basada en los dogmas de las sagradas escrituras. San Agustín de Hipona y Santo Tomás de Aquino –este último llamado Doctor Angelicus- eran las máximas autoridades de la filosofía medieval. San Agustín inspirado en la filosofía platónica, y santo Tomás en la filosofía aristotélica. En la edad media, la filosofía era la sirvienta de la teología. Los grandes misterios sagrados en torno a Dios, el Alma, el Pecado, la Culpa, la Salvación, la Gloria, el Infierno, etcétera, eran analizados a través de los anteojos filosóficos inventados por los grandes y antiguos griegos ya mencionados. Había una estrecha relación entre los filósofos escolásticos, la nobleza y la jerarquía eclesiástica. A los herejes que se oponían al orden imperante, la santísima inquisición los mandaba ejecutar, quemándolos en público...

RECTORRR:

¡Mencióname ejemplos!

SANCHO:

A Giordano Bruno y a Miguel Servet los quemaron vivitos y coleando. A Galileo Galilei casi le llegan las llamas a los aparejos. El Santo Oficio lo juzgó porque, con la difusión de sus investigaciones físicas y astronómicas, ponía en entredicho la autoridad filosófica de Artistóteles y los dogmas de las sagradas escrituras. En la edad media el poder del Papa, la monarquía y los filósofos que a la vez eran teólogos, era absoluto. Lo bueno fue que Galileo se retractó a tiempo. Es muy popular su famosa frase: "E pur si muove" que en español quiere decir "Y sin embargo se mueve". (Mientras Sancho explica, Rectorrr hará gestos de satisfacción nada disimulados). Los espacios dominados por los grandes terratenientes y los representes del rey. Todos, representantes y plebeyos le debían obediencia absoluta al monarca.

RECTORRR:

En síntesis, Sancho: ¿Cuál era la filosofía que imperaba en la edad media? ¿La idealista o la materialista?

SANCHO:

La idealista, jefe. Puesto que las cosas provenían del cielo, de las alturas, el idealismo espiritual era el que dominaba en los corazones y en los pensamientos. A los materialistas que se rebelaban en contra del riguroso orden político y moral –o sea del monarca y de los altos jefes eclesiásticos-, y discutían la verdad de las sagradas escrituras, les sucedía lo que a los ya mencionados Giordano, Miguel y Galileo.

RECTORRR:

(Satisfecho) ¡Muy bien, Sancho! Te felicito por tus conocimientos. Este diálogo me impulsa a defender con nuevos bríos, el orden y el sano espíritu feudal que impera en nuestra alma mater, en nuestra uni. A propósito: ¿Cómo va la facultad? ¿Está controlada? ¿No hay agitación estudiantil en contra del alza de cuotas y de la Junta de Gobierno?

SANCHO:

(Nervioso) ¡No, jefe! Todo está controlado.

Confío en ti. Tal vez Fortino exageró un poco su informe.

SANCHO:

Seguramente, jefe.

RECTORRR:

¿Ya te incluyeron en la nómina de sobresueldo?

SANCHO:

Sí, jefe. Se lo agradezco.

RECTORRR:

No es nada, hombre. Tengo una máxima: ¡A los buenos servidores, a los incondicionales, hay que premiarlos con la amistad y con cosas tangibles!... y nada más tangible que el dinero constante y sonante.

SANCHO:

De todas maneras, gracias... ¿Puedo retirarme?

RECTORRR:

¡Por supuesto! No te olvides de la junta de directores.

SANCHO:

La tengo muy presente. (Sale)

 

IV. ARENGA A LOS AMIGOS Y ENCUENTRO CON EL LIDER SINDICAL.

(Rectorrr va vestido con chaqueta y casco de futbol americano. Con sus binoculares observa detenidamente hacia un punto fijo).

RECTORRR:

¿Qué hacen estos palurdos, Daripó? ¡Mira! ¡Acércate!

DARIPO:

(Observa) Güevonean, jefe.

RECTORRR:

¡Imbéciles! ¿Creen que les presto el estadio para que se tiren de panza a contemplar la puesta del sol?... ¡Daripó! ¡Comunícame con Fortino! (Daripó marca un número de teléfono).

DARIPO:

¡Con Fortino! El jefe quiere hablar. ¡Es urgente! (Pausa) ¿Fortino? (Rectorr al teléfono).

RECTORRR:

¿Qué pasa Fortino? ¿Por qué no están entrenando? ¿Para eso les pago?... ¡Cómo no!¡Los estoy viendo desde mi oficina!... Está bien, está bien. Nos discutamos ahora; aumentaré los sueldos, pero escucha lo que te voy a decir. ¡Te ordeno que los entrenes bien! Lo más seguro es que tendrán que intervenir. Consigue mangos de hacha y si es posible alguna pistola. Aconséjales que no disparen en esta ocasión... sí, sí, tenemos la protección de la policía. Los empresarios ven con buenos ojos la medida. Letód tiene un plan. Después de la junta de directores habrá una reunión general para organizar la ofensiva... ¡tienes razón!: esos cabrones no van a ganarnos la pelea... ¿cómo?... no te preocupes. Con la excepción de ese pinche periódico que está lleno de comunistas, toda la prensa está con nosotros. De seguro contamos con los artículos de Fred Arreó, el abogado del pópolo y de Stinpre-ss... sí, sí, no te preocupes demasiado. De todas maneras no dejes que los reporteros tomen fotos; si lo hacen rómpanles las cámaras... sí... que entrenen bien la formación militar. Habrá una buena compensación para los muchachos... ¿Está Chulina ahí? Mándalo a mi oficina. (Entra Daripó).

DARIPO:

Jefe, ¡Los periodistas insisten en entrevistarlo! ¿Qué le digo?

RECTORRR:

¡Que no tengo deseos de informar! ¡Esos desgraciados quieren ponerme una trampa!

DARIPO:

¿Les digo que vengan otro día?

RECTORRR:

¡Díles que estoy muy ocupado!... ¡Que estoy en el excusado! (Sale Daripó y entra Chulina con aire de galán y líder estudiantil. Lleva una chaqueta de futbol americano).

CHULINA:

¿Qué pasa jefe? Ahí afuera los periodistas están acelerados.

RECTORRR:

¡No pasa nada, no pasa nada! ¿Conoces a los estudiantes de ciencias políticas que ingresaron a la CTM?

CHULINA:

¿A los que apoya el senador?

RECTORRR:

¡Esos, esos! ¿Cómo permitiste que se aliaran con el senador para atacarme en la prensa? ¿Controlas las sociedades de alumnos? ¿Sí o no?

CHULINA:

¡Claro, jefe! ¡Lo que pasa es que estaban camuflados!

RECTORRR:

¿Camuflados?

CHULINA:

Sí; en prepa nunca dieron color. La situación se complicó cuando entraron a políticas; ahí la cosa se puso canija.

RECTORRR:

¡Pendejadas! Lo que me enfurece es que se hayan infiltrado a los periódicos. Esos pinches periodistas nomás están viendo que me agarran para desprestigiarme ante la opinión pública. Apenas me repongo del golpe que los químicos rojillos me dieron en la televisión, y ahora me quieren vapulear de nuevo. Habla con el presidente de la sociedad de alumnos. ¡Que los amanece! ¡Si continúan agitando, que Fortino se encargue personalmente!

CHULINA:

No se preocupe, jefe. Usted controle a los periódicos y al senador. Fortino y yo nos encargaremos de que los estudiantes y los trabajadores no digan ni pío. Para eso tenemos amigos.

RECTORRR:

¿Hacen falta dinero?

CHULINA:

Un poco; hay que organizar más bailes en las escuelas y facultades donde existe peligro de agitación. Por lo pronto en políticas y filosofía tenemos checados a varios grillos. Usted sabe, jefe... ¡con dinero baila el perro!

RECTORRR:

¡Cuánto!

CHULINA:

Pues para bailes unos quinientos mil, y si se ofrece alguna pachanga para los amigos de confianza, unos doscientos más, ¡setecientos en total! (Rectorrr saca de su escritorio un grueso fajo de billetes).

RECTORRR:

¡Aquí hay un millón! Ponte de acuerdo con Fortino para que los trescientos se repartan equitativamente entre sus muchachos. Hay que parar a toda costa al senador, a los estudiantes rebeldes y a los agitadores del sindicato.

CHULINA:

¡Correcto, jefe! ¿Es todo?

RECTORRR:

¡Puedes retirarte! (Sale Chulina. Suena el interfono) ¿Rino? ¡Que pase!

RINO:

(Atragantándose) ¡Jefe, jefe! ¡Ya se organizó... ya se organizó!.... ¡La planilla opositora!

RECTORRR:

¡Mierdas! Esto complica el apoyo a tu candidatura. Mi compadre Moré se opone un tanto, pero ya lo convencí de que tú serás el secretario... ¡A como de lugar tú serás mi Secretario General del Sindicato!

RINO:

¡Pero hay mucha oposición en algunas secciones fuertes!

RECTORRR:

¡Se chingan! En la reunión de directores uno de los puntos centrales será ese. ¡Nada de divisionistas! No te preocupes Rino; tú serás mi próximo Secretario General del Sindicato.

RINO:

¿Y qué hacemos con los de la oposición? ¿Los corremos como a los agrónomos y a los biólogos? Así se desbarata rápidamente la planilla.

RECTORRR:

No... todavía no. Tenemos a la prensa y al senador en nuestra contra. Esto lo consultaremos más arriba. No te preocupes Rino; tenemos un plan que daremos a conocer mañana en la Junta de Directores. Tú también harás acto de presencia.

RINO:

Está bien, jefe. Por mi parte redacté un desplegado público de apoyo incondicional a su gestión en la rectoría. ¡Atacaremos al senador de manera organizada!

RECTORRR:

¡Perfecto, Rino! (Sale Rino. Por el interfono). Adelante la cita con mi asesor Germán; que venga ahora mismo. Avísele también a Celestino.

 

V. LOS ASESORES POLÍTICOS FIJAN SU POSICIÓN Y EXPONEN ESTRATEGIAS.

(Rectorrr se despoja de la chaqueta y el casco y se viste la toga y el birrete. Celestino lleva dos tomos de la filosofía de San Agustín y Santo Tomás).

GERMAN:

¡A sus órdenes, jefe!

CELESTINO:

¡A sus órdenes, jefe!

RECTORRR:

¿No entienden, señores? ¡A toda acción viene una reacción! Si los comunistas organizan estudiantes y trabajadores para quitarme el sindicato y la rectoría, tengo que llamar a mis amigos para defenderme. Es lógico. ¿Son ustedes mis amigos?

GERMAN:

¡Por supuesto, jefe!

CELESTINO:

¡Por supuesto, jefe!

RECTORRR:

¡Por supuesto, por supuesto! ¿Y por qué no me aconsejan bien? ¿Les pago para que me asesoren políticamente? ¿Sí o no?

GERMAN:

¡Por supuesto, jefe!

CELESTINO:

¡Por supuesto, jefe!

RECTORRR:

Los elegí como asesores confiando en que entendían bien las ideas y las maniobras históricas del fascismo y el comunismo. Por algo son historiadores. ¿O no?

GERMAN:

¡Por supuesto, jefe!

CELESTINO:

¡Por supuesto, jefe!

RECTORRR:

A ti Germán, no puedo exigirte mucho. Bien sabes que soy un apasionado admirador del nacional socialismo germano, de manera tal que yo puedo enseñarte unas cuantas coss de teoría y de prácticas. Si te conservo a mi lado es para que me enseñes el idioma de Bismarck y del Gran Fuhrer del Tercer Reich. (Pausa Triste). Es una desgracia no dominar el idioma alemán. Dado mi carácter inflexible y beligerante, esta es una cuestión que no me la perdono ni a mí mismo. (Pausa). ¡Pero tú Celestino, eres el más responsable de los dos! Tú conoces las teorías y las tácticas de mis enemigos. Resulta que ahora me están torpedeando por todos lados: desde la izquierda y desde el mismo partido. Como enemigo mortal que soy de ella, a la izquierda la entiendo: es natural que quiera tomarse la venganza. Pero al senador no lo entiendo; no lo entiendo porque se supone que estamos en el mismo barco, en el mismo partido, que somos soldados del PRI. ¿Cómo es eso, Celestino?

CELESTINO:

Es que el sexenio se está acabando, jefe; y el senador quiere su tajada de león en el reparto del pastel del próximo gobierno.

RECTORRR:

¿Declaro a la prensa que soy miembro del PRI o del PAN?

CELESTINO:

¡Del PRI! Ahora más que nunca hay que definirse a favor del candidato del partido. En mi calidad de consejero político, yo le aconsejo que lo invite a una junta de directores, para mostrarle fuerza y apoyo abierto.

RECTORRR:

¡Eres listo, Celestino! Esa medida también la pensó mi compadre Letód. La anunciaremos en la junta.

GERMAN:

¡Yo me encargo de la propaganda, jefe! En condiciones como las actuales, hay que explotar la imagen total del poder por todos los medios de comunicación posibles. Armaremos una ceremonia perfecta y apabullante. Vendrá la prensa, la televisión y la radio; filmaremos una película en color. El respeto y temor al poder debe de inhibir los mecanismos de rebeldía de la oposición, y desarticular todo intento de unión que pretenda combatir el orden que hemos construido.

RECTORRR:

¿Y si los periodistas preguntan por la invitación a los demás candidatos?

GERMAN:

¡Inflexible, jefe! ¡Manténgase inflexible! Declare que usted gobierna la universidad y que como partidario invita al candidato de su partido. Declare que usted no va a proporcionar propaganda gratis a los otros partidos; ¡Menos a los comunistas! Argumente que ellos están en contra de la libertad y de la libre empresa; declare que usted apoya la idea de que debe de prohibirse terminantemente la existencia de todo partido que se inspire en la ideología marxista-leninista. ¡Inflexible, jefe! ¡Manténgase inflexible! ¡Haga como Augusto Pinochet!

RECTORRR:

¿Qué opinas Celestino?

CELESTINO:

Me adhiero a la táctica de Germán.

RECTORRR:

¡Perfecto... perfecto! (Pensativo). Lo que me preocupa y no me deja dormir son las elecciones del sindicato. Me han informado que los subversivos se siguen agrupando. No confío completamente en rino y sus ayudantes.

GERMAN:

¡Hay que correrlos a todos! ¡Mano dura para evitar las elecciones y asunto arreglado!

CELESTINO:

¡No, no! Eso es imposible; sería como atizar el fuego. Tenemos que utilizar la dialéctica.

GERMAN:

¿Cuál dialéctica? ¡El orden mantenido por la vía de la intimación y de la fuerza, es la única salvación nuestra!

RECTORRR:

¡Cállate, Germán! Externa tu opinión, Celestino.

CELESTINO:

Sencillo, ¿Se han agrupado? ¿Sí o no?

RECTORRR:

¡Es cierto!

CELESTINO:

¡Con ellos simpatiza el senador? ¿Sí no?

RECTORRR:

¡También es cierto!

CELESTINO:

¿La gente está inconforme?

RECTORRR:

¡No hay duda!

CELESTINO:

Todo esto es cierto. El problema mayor radica en que gracias al rumor desatado en los corrillos políticos, en el que se asegura que el candidato no simpatiza con Rino, los que no están bien definidos con nosotros se están sumando a la planilla opositora. Además, el supuesto apoyo del senador cobra credibilidad gracias a los ataques que nos ha lanzado por medio de la prensa. Cuando se presente el candidato en la junta de directores, acompañado del gobernador, la balanza se cargará hacia la planilla, y sin duda Rino será el próximo secretario del sindicato. Si a esto le agregamos el hecho evidente de que entre la izquierda hay pugnas, grillas y canibalismos que le impide unirse sólidamente, en tanto que nosotros estamos bien aliados, la victoria indiscutiblemente será nuestra. Por supuesto que es necesario realizar acciones preventivas: presión de los directores; urnas en cada dependencia; amenaza de despido; comidas y cenas de campaña; desplegados de prensa con todas las firmas de los presidentes seccionales, y una bien planeada campaña de rumores para desprestigiar a los dirigentes de la planilla adversaria. Por otra parte tenemos el tiempo a nuestro favor. En el mismo momento en que el presidente destape al próximo gobernador, todos los grupos del partido dejarán de competir y tendrán que alinearse, unirse a la cargada. Ahí derrotaremos, sin mucho esfuerzo, las pretensiones del senador. Por eso es urgentísimo organizar una reunión de directores para apoyar públicamente al que será el candidato oficial. Debemos mostrarle fuerza política y el control absoluto de la uni.

RECTORRR:

(Que con cara de asombro ha estado siguiendo la argumentación de Celestino). ¡Eres genial, Celestino! Ni mi compadre Letód razona con tanta lógica política.

GERMAN:

(Convencido) ¡Tienes razón, Celestino! Aún no es tiempo de utilizar la violencia física calculada. De todas maneras en la junta presentaré un plan para garantizar el triunfo de las elecciones sindicales.

RECTORRR:

¿Dónde aprendiste tanta política?

GERMAN:

¡Conoces bien las tácticas de los comunistas!

CELESTINO:

Durante veinte años milité en un partido de izquierda.

RECTORRR:

¡Brindemos por este momento! Tengo por aquí unas latas de cerveza alemana. (Busca en su escritorio una pequeña hielera). ¡Germán! Mañana continuaremos con la traducción. Hoy más que nunca necesito inspiración teórica.

GERMAN:

¡Con todo gusto, jefe!

RECTORRR:

¡Salud por mis excelentes asesores! (Beben cerveza alemana)

CELESTINO:

¡Salud, jefe!

GERMAN:

¡Salud, jefe! (Salen).

 

VI. VISITA INTEMPESTIVA AL CAMPO DE ENTRENAMIENTO.

(Un grupo de porros en formación de ataque. Visten uniforme de futbol americano y portan varillas y mangos de hacha).

FORTINO:

Piensen en el peligro que enfrentarán. Calculen un mitin de diez mil estudiantes. Hay que meter miedo, sobre todo a los líderes, a los curiosos y a las mujeres. Llegado el momento y a la orden de ataque, se forman, sacan los instrumentos y golpean a los más agresivos. A los fotógrafos los neutralizan inmediatamente arrancándoles las cámaras. Todos estarán formados a cincuenta metros del mitin. (Llama a tres porros). Ustedes se pasearán mañana por los corredores de la facultad de ciencias políticas. Pregunten insistentemente por los nombres de los estudiantes que declararon en contra del jefe. Cuando los identifiquen hagan alguna provocación para que se intimiden. La cosa no es fácil; son gente del senador y es posible que tengan protección. Si es así, no enfrenten. No olviden que aparte del problema en ciencias políticas y la campaña de ataques del senador, la próxima semana vamos a trabajar duro en la vigilancia de las elecciones sindicales. Hay que evitar a como dé lugar que los estudiantes sigan agitando en las facultades y sobre todo en las prepas; si logran unirse a la planilla sindical contraria, entonces si tendremos un buen baile y el peligro que correremos será mayor. Repito: es mejor que no se calienten ni caigan en provocaciones; ustedes saben que el senador también tiene gente entrenada; si nos enfrentan entonces si que nos cargó la chingada. Contra los trabajadores de la planilla comunista, los estudiantes subversivos organizados y los golpeadores del senador, la jugada la tenemos perdida. Por eso insisto en que las ciencias políticas debe tratarse con mucha cautela. (entra Chulina).

CHULINA:

¡Qué tal muchachos! La raza de la sociedad de alumnos está bien puesta. Boicotearon el mítin de la gente del senador. El director de la facultad y Daripó anunciaron a la prensa que no permitirán su inscripción. Los estudiantes están bien controlados. (Entran Rectorrr y Daripó).

RECTORRR:

(Lleva chaqueta y casco de futbol americano) ¡Ánimo muchachos! ¿Cómo va ese entrenamiento? ¿Les explicaste lo grave de la situación, Fortino?

FORTINO:

¡Sí, jefe!

RECTORRR:

(A Daripó) ¡Busca rápidamente a Serverino! ¡Que se presente ahora mismo en el despacho de Justin-pá!

DARIPO:

(Con un Walkie Talkie) ¡Señorita secretaria!: ¡El jefe ordena a Severino que se presente inmediatamente en el despacho de Justin-pá! (A Rectorrr) ¡Asunto arreglado, jefe!

RECTORRR:

(Dramatico y retórico) ¡Muy bien! No olviden muchachos que ustedes son mis amigos; lo he dicho a la prensa y a los señores directores. Los articulistas rojillos me han atacado por hacer esas declaraciones que, por lo demás, le diré que están exentas de demagogia; son ideas y sentimientos sinceros. Los que colaboran en la defensa del orden y la paz en la uni, son y serán siempre mis amigos. Por otra parte debo decirles y advertirlos que enemigos de varias precedencias políticas acechan mi rectoría. De un lado los estudiantes y agitadores comunistas, por otro lado la planilla sindical, también subversiva, que se opone a que Rino sea el Secretario General, y más allá el senador con sus declaraciones y sus payasadas en los periódicos. ¡Quieren quitarme el sindicato y la rectoría, los infelices! (Salamero y magnánimo). Les agradezco mucho su colaboración; tengan la seguridad de que no me daré por mal servido. Aparte de un aumento substancial en su sueldo, tendrán una compensación económica que a partir de la próxima quincena podrán cobrar en la nómina especial de vigilancia. ¡Muchas gracias! ¡Chulina, adelántate al despacho de Justin-pá! (Salen Rectorrr, Daripó y Chulina).

FORTINO:

¡A entrenar duro, muchachos! (Practican técnicas de defensa personal).

 

VI. ENCUENTRO CON EL JEFE DEL JURIDICO Y CON UN SEVERO DIRECTOR

(Oficina de Justin-pá. Decorada con toda clase de símbolos relativos a la justicia; balanza, retratos, mazos, etcétera).

JUSTIN-PA:

(Cínico y discretamente amanerado) ¡Así es mi querido Severino! Las circunstancias te han obligado a ser severo con la oposición. En estos casos no hay razonamiento lógico que valga porque se trata de sobrevivir a toda costa. Es como en la guerra: el más fuerte y el más dotado gana la batalla; el débil sucumbe a la arremetida del poderoso. Es la eterna ley del conflicto entre los elementos de la naturaleza, de la lucha entre lo femenino y lo masculino. Por otra parte, tenemos que reprimir nuestros instintos humanistas, nuestra manía liberal, en aras del imperativo categórico que exige mantener el orden y la paz. Los viejos tiempos de idealismo y agitación política -en la que yo participé, por cierto- son datos para las anécdotas biográficas. Además ¡Qué le vamos a hacer! Los años transcurren; uno adquiere compromisos más y más caros de cumplir: familia, casa, alberca, vacaciones, coches, nuevos... amigos... ¡En fin! Pero... ¿Cómo solucionaste el pleito con los doctores? Necesito conocer los cargos para armar el expediente.

SEVERINO:

(Violento) ¡Los corrí!

JUSTIN-PA:

¿Bajo qué cargos?

SEVERINO:

Daños a las instalaciones, desacato a la autoridad, incitación a la subversión y utilización de gis para escribir propaganda política en los pizarrones.

JUSTIN-PA:

¿Y qué hiciste con los estudiantes y los maestros que apoyan a los doctores?

SEVERINO:

¡Los amenacé con la expulsión definitiva! También llamé a Fortino; con veinte muchachos de su confianza impuso el orden en la facultad.

JUSTIN-PA:

El problema está en que todos tienen grados de doctorado en sus curriculums académicos. Eso complica la cosa; sobre todo con la opinión pública.

SEVERINO:

Sí, todos están especializados en el extranjero. Eran muy valiosos en los proyectos de investigación de la facultad; eso no lo puedo negar. (Se altera) ¡Pero todos son también unos subversivos comunistas! ¡Querían quitarme la dirección! ¡Sí, Justin.pá, eran unos cochinos agitadores! ¡Por esa sola razón corrí!

JUSTIN-PA:

Pero no es posible rescindir un contrato por el sólo hecho de que alguien profese ideas basadas en la filosofía marxista. Eso no está estipulado en la ley federal de trabajo.

SEVERINO:

Ya te lo dije: ¡Subvertir el orden, desacato a la autoridad, contaminar la mente de los alumnos! ¡Inventa lo que quieras! Eso me lo aconsejó el jefe.

JUSTIN-PA:

Bien; si lo dijo el jefe así se hará (Entra Chulina).

CHULINA:

¡Salud a Severino y a Justin-pá! El jefe viene para acá.

SEVERINO:

(Impaciente) ¡Chulina! ¿Asunto arreglado?

CHULINA:

¡Asunto arreglado!

SEVERINO:

¿Se intimidaron?

CHULINA:

¡Por supuesto! Primero la amenaza de expulsión y luego la del descontón, ¿qué tal, eh? ¡Ando muy versificador!

SEVERINO:

¿Y los telegramas? ¿Se enviaron a sus casas?

CHULINA:

¡Tres! Uno en la mañana, otro en la media noche y el último en la madrugada.

SEVERINO:

(Conspirador) De todas maneras hay que estar preparados. El jefe está impaciente por conocer en detalle el desarrollo de los acontecimientos, (Entran Rectorrr y Daripó)

RECTORRR:

(Agitado) ¡Los expedientes! ¿Están preparados?

JUSTIN-PA:

Están preparados, jefe.

SEVERINO:

El asunto de químicas está controlado, jefe. La asesoría de Justin-pá fue extraordinaria.

RECTORRR:

¡Perfecto! ¡Perfecto! De todas maneras prepara un informe para la junta de directores. ¡Es absolutamente necesario que todos conozcan este rotundo éxito! Y tu Justin-pá, prepara un plan jurídico para ponerlo en práctica contra todos los subversivos de las escuelas y el sindicato.

JUSTIN-PA:

¡Correcto, jefe! ¡Así se hará!

RECTORRR:

¿Qué hora es?

DARIPO:

Las siete de la noche, jefe. Tiene trabajo de traducción con su asesor Germán.

RECTORRR:

¡Cierto! ¡Vámonos! (Salen Rectorrr y Daripó).

JUSTIN-PA:

¡Uf, qué calor! ¿Te invito al baño sauna, Chulina?

CHULINA:

(Guiñándole el ojo) ¡Sale!... mi jurisconsulto. (Se van).

 

VIII. EN LA CLASE DE DOCTRINA Y TRADUCCION

(Rectorrr viste toga y casco nazi. Germán viste uniforme militar con birrete).

RECTORRR:

(Delirante) ¡Mein Kampf! ¡Mein Kampf! ¡Mi lucha! ¡Mi lucha! ¡Perfecto título! ¡Soberbio libro! Imagino el grado de exaltación que dominaba al Fuhrer durante su mandato al frente del glorioso imperio alemán. (A Germán) ¡Conecta la grabadora! Quiero oír el timbre de la voz y el ritmo subyugante de su discurso ante la masa. Luego continuaremos con la traducción.

GERMAN:

(Tímido) Pero, jefe... ¿Entenderá usted el significado del discurso del Fuhrer?

RECTORRR:

(Inspirado) ¿Qué me importan ahora los significados? ¿Qué me importa ahora la razón? ¡Los intuyo!... ¿Viste la película "El Triunfo de la Voluntad"? Ahí están todas las imágenes del carisma y del poder avasallador del jefe de jefes; ahí están las multitudes, humildes y respetuosas ante el orden y el terror impuestos por el partido. Ahí están maravillosamente retratados los gestos y la simetría organizativa de los hombres superiores del Tercer Reich. Ahí están concentradas la violencia y el terror para domesticar a un pueblo en crisis y agitado por los comunistas, esos seres malignos que pretenden manchar la herencia de las razas superiores que han creado la cultura occidental y cristiana. Al contagio de un virus mortal como lo es el marxismo, convenía una vacuna que sólo Hitler y su partido eran capaces de preparar e inocular en el cuerpo enfermo de una Alemania agitada por los partidos comunistas que esos locos y estúpidos de Marx, Engels y Lenin inventaron para acabar con la cultura y la riqueza de las naciones. Sólo el genio del jefe absoluto, del político nato que era Hitler, podía domesticar a una masa ignorante, a una masa dividida y confundida por el estúpido parlamentarismo liberal y democraticoide. La fuerza de la voluntad heroica y el odio profundo al enemigo marxista y al judío internacional, portadores del veneno mortal de la lucha de clases y la infección de la sangre aria, hicieron posible que el destino llevara al poder al Tercer Reich. La supervivencia del más fuerte por la vía del adoctrinamiento y la violencia, marcaron una de las etapas más gloriosas de la humanidad. Si se perdió la guerra no fue por la culpa del ejército alemán; fue culpa de la miopía histórica de los países que se aliaron con los saqueadores bolcheviques de la Rusia comunista, con los sabandijas y traidores marxistas-leninistas, que por culpa del perverso Lenin se convirtieron en usurpadores de la patria aristocrática de los zares, y en verdugos del pueblo ruso. (Pausa. A Germán) ¡La grabadora! (Se escucha un fragmento de uno de los discursos de Hitler).

GERMAN:

¿Desea escuchar el discurso de la marcha sobre Roma, de Benito Mussolini?

RECTORRR:

¡No, por ahora con escuchar al Fuhrer me basta! ¡A trabajar! ¡A trabajar! (Hojea el libro Mein Kampf) ¿Mecanografiaste los párrafos que habíamos traducido?

GERMAN:

¡Aquí los tengo! Los transcribí según el orden de los capítulos.

RECTORRR:

¡Léemelos!... ¡Con énfasis de tribuno!

GERMAN:

(Lee como si pronunciara un discurso ante una multitud fanática. Gesticula y modula la voz, con una teatralidad melodramática). Página 42 último párrafo: "En oposición al parlamentarismo está la genuina democracia germánica de la libre elección del Fuhrer, que obliga a asumir toda la responsabilidad de sus actos. Una democracia tal no supone el voto de la mayoría para resolver cada cuestión en particular, sino llanamente la voluntad de uno solo dispuesto a responder en sus decisiones con su propia vida". Página 72, párrafo cuatro: "Sólo cuando están en abierta lucha dos ideologías, puede el recurso de la fuerza bruta, empleada con persistencia y sin contemporización alguna, lograr la decisión en favor de la parte a la cual sirve". Página 76, párrafo segundo: "La gran mayoría del pueblo es por naturaleza y criterio, de índole tan femenina, que su modo de pensar y obrar lo subordina más a la sensibilidad anímica que a la reflexión". Página 107, último párrafo: "Sólo mediante los dogmas la concepción puramente espiritual, vacilante y de interpretación infinitamente variable, llega a precisarse y adquirir una forma concreta sin la cual jamás podría convertirse en fe". Página 131, primer párrafo: "el nuevo movimiento es antiparlamentario por su carácter y por la índole de su organización; es decir, que en general, así como dentro de su propia estructura, rechaza el principio de decisión por mayoría, principio que degrada al Funhrer a la condición de simple ejecutor de la voluntad y de la opinión de los demás. En pequeño y en grande, encarna nuestro movimiento el principio de la autoridad absoluta del Funhrer que, a su vez, supone una máxima noción de responsabilidad". Página 132, tercer párrafo: "El futuro del movimiento depende del fanatismo si se quiere, de la intolerancia con que sus adeptos sostengan su causa como la única justa y la impongan frente a otros movimientos de índole semejante". Página 140, segundo párrafo: "Karl Marx fue entre millones, realmente el único que con su visión de profeta descubriera en el fango de una humanidad paulatinamente envilecida, los elementos esenciales del veneno social y supo reunirlos cual un genio de la magia negra, en una solución concentrada para poder destruir así con mayor celeridad, la vida independiente de las naciones soberanas de la orbe". Página 153, cuarto párrafo: "Lograr que esa escuela haga del joven un hombre; allí no aprenderá a obedecer solamente sino adquirir a sí mismo las condiciones que lo capaciten para poder mandar un día. Deberá aprender a callar no sólo cuando se le reprenda con razón, sino también -si es necesario- en el caso inverso". Página 168, tercer párrafo: "La ideología nacional-socialista, tiene que diferenciarse del marxismo en el hecho de reconocer no sólo el valor de la raza sino también la significación de la personalidad". Misma página, sexto párrafo: "Desaparecen las decisiones por mayoría y solo existe la personalidad responsable. Bien es cierto que junto a cada hombre-dirigente hay consejeros y asesores, pero la decisión definitiva corresponde adaptarla a uno solo". Página 169, primero y segundo párrafo: "En cámara ni senado alguno, tendrá lugar jamás una votación porque son organizaciones de trabajo y no máquinas de sufragio. Cada miembro tiene voto consultivo, pero no voto de decisión, el cual es solo atributo nato del respectivo presidente responsable. Este principio de conexión restringida entre la noción de la absoluta responsabilidad, por una parte, dará lugar a la formación paulatina de una selección del elemento fuhrer, algo que hoy, en la época del parlamento irresponsable, es sencillamente inconcebible". Página 197, tercer párrafo: "Jamás debe olvidarse que todo lo realmente grande en este mundo, no fue obra de coaliciones, sino el resultado de la acción triunfante de uno solo. Las grandes revoluciones ideológicas de trascendencia universal son imaginables y factibles únicamente como luchas titánicas de grupos individuales y nunca como empresas fruto de coaliciones". Página 205, cuarto párrafo: "Tenemos que enseñarle al marxismo que el futuro dueño de la calle ha de ser el nacionalsocialismo, que un día será también el dueño del Estado". Página 221, quinto párrafo: "Un agitador, capaz de infundir una idea en el seno de las masas, será siempre un psicólogo, aún en el caso de que no fuese sino un demagogo. En todo caso, el agitador podrá resultar un mejor fuhrer que un teorizante abstraído del mundo y extraño a los hombres. Porque conducir significa: saber mover muchedumbre". Página 223, primer párrafo: "El éxito decisivo de una recolución ideológica ha de lograrse siempre que la nueva ideología sea inculcada a todos e impuesta después por la fuerza, si es necesario". Página 224, último párrafo: "Un movimiento que, en una época donde reina la norma mayoritaria en todo, acate el principio de la autoridad del fuhrer y la responsabilidad inherente a este principio, superará un día con seguridad matemática el estado subsistente y será el vencedor". Página 252, primer párrafo: "El coloso del este está maduro para el derrumbamiento. Y el fin de la dominación judaica en Rusia, será el mismo tiempo, el fin de Rusia como Estado. Estamos predestinados a ser testigos de una catástrofe que constituirá la prueba más formidable para la verdad de nuestra teoría racista". Página 263, segundo párrafo: "La traición a la patria es en el marxista lo que, en la hiena, la avidez por la carroña". Página 264, primer párrafo: "El día en que el marxismo haya sido anulado en Alemania, sus cadenas quedarán rotas para siempre. Jamás -a través de nuestra historia- fuimos vencidos por nuestros adversarios, sino eternamente por nuestros propios vicios y por enemigos cobijados por nosotros mismos". Página 266, tercer párrafo: "Los jueces de este Estado pueden condenarnos tranquilamente por nuestras acciones; más, la historia que es encarnación de una verdad superior y de un mejor derecho, romperá un día sonriente esta sentencia, para absolvernos a todos nosotros de culpa y pecado". (Pausa).

RECTORRR:

(Inspirado) ¿Son todas las citas?

GERMAN:

¡Son todas! (Entrega una cita) Me permití la libertad de grabarlas en el idioma alemán, para que junto con la traducción al español, el jefe las memorice.

RECTORRR:

(Entusiasmado) ¡Se te agradece, Germán! ¡Estoy tan emocionado y dispuesto a enfrentar lo que venga, que en la victoria anunciada ya por mi destino heroico se marcará una fecha eterna para nuestra querida uni!

GERMAN:

¡Así será, jefe!

RECTORRR:

¡Basta ya de doctrina! ¡Mañana entraremos a la práctica en la junta de directores!

 

                                           ACTO SEGUNDO

IX. JUNTA DE DIRECTORES Y AMIGOS

(En una atmósfera solemne se encuentran reunidos directores, asesores y amigos de Rectorrr. Todos llevana atuendos especiales y adecuados a su función. Rectorrr y compadres van vestidos con batas blancas, mascarillas, guantes y cascos al estilo nazi. Fortino y Chulina llevan uniformes de jugadores de futbol americano. Celestino viste traje común y birrete en color gris. Germán lleva traje, botas y cachucha parecida a las que usaban los oficiales nazis. Justin-pá porta toga y birrete y lleva una balanza un mazo de juez. Severino lleva bata de laboratorio e instrumentos de experimentación química. Sancho porta traje común y birrete en color gris. Rino viste ropa común. Tres directores de las facultades de Contaduría, Mecánica y Ciencias Políticas van vestidos con togas y birretes en color negro).

RECTORRR:

(Al centro del estrado, rodeado por Moré, Letód y Aréch. Gesticula). ¡Señores directores!... ¡Amigos!... Estamos en la encrucijada de una etapa histórica para nuestra uni... en una hora suprema en la que pondremos en juego los valores que han mantenido en pie el cuerpo vigoroso del orden y la esencia del sano espíritu feudal de nuestra alma mater... las fuerzas de la subversión interna y externa nos acosan... quieren retornar al caos y a la anarquía... el virus del marxismo leninismo nuevamente corrompe el espíritu de nuestros muchachos, de nuestros profesores y de nuestros empleados... ¿Hemos sido liberales? ¿Acaso hemos aflojado las riendas del reglamento? ¿No aplicamos ya la disciplina férrea? ¿Por dónde se nos metieron los engendros del liberalismo, del anarquismo y del comunismo? ¿Por alguna de las escuelas? ¿Por el sindicato?... ¡Señores dictadores! (Agitación y perplejidad en la asamblea)... ¡Perdón!... ¡Señores directores! ¡Esta es una magna asamblea convocada con carácter de urgencia! Aquí definiremos estrategias y acciones inmediatas. (Exaltado) ¡En la gloriosa alma mater de la uni que nos ha engendrado impera la ley y el orden! ¡Jamás caeremos en las garras de la conspiración internacional, cuyas sedes públicamente denunciadas por el presidente Reagan, son Moscú, Cuba y Nicaragua! (Se sienta súbitamente. Aplausos, vivas y porras de los asambleístas. Toma la palabra Moré. Está tan excitado por el discurso de Rectorrr, que se le dificulta articular es suyo).

MORE.

¡Amigos!... ¡Amigos!... ¡La úlcera me sangra!... ¡Nunca debimos ser indulgentes con los que en otro tiempo fueron nuestros enemigos!... yo era de la opinión de que había que correrlos a todos... a todos los que en el pasado participaron en huelgas y en movimientos subversivos... ¡A todos! ¡Sin importar a qué partido habían pertenecido!... la seguridad y el orden son imperativos categóricos para continuar con el poder por tiempo indefinido... hoy nos atacan desde el interior mismo de nuestra alma mater... pero también desde la prensa y desde los sindicatos obreros... ¿Qué vamos a hacer? Es cierto: mi lucha -como la de ustedes- no ha fracasado... (Un súbito dolor en la úlcera lo hace interrumpir su discurso. Toma una cucharada de jarabe, se concentrá y continúa)... nuestro grupo tiene un plan preparado... (Vuelve el dolor de úlcera. A Letód)... Continúa compadre.

LETOD:

¡Gracias compadre! Amigos: tenemos un plan bien diseñado: se trata de matar varios pájaros de una sola pedrada; de aventarnos al ruedo para torear al toro; de jugar con varias cartas, pero guardando el as bajo la manga... se trata de fortalecer la mística universitaria que nos ha caracterizado, tomando en cuenta la dialéctica del porvenir social contemporáneo, en el que las variables y las oportunidades son distintas a las del sexenio pasado. En síntesis: se trata de captar los nuevos derroteros sociopolíticos para saber a ciencia cierta quiénes serán los nuevos gobernantes y donde debemos atacar a nuestros enemigos. Nosotros, nuestro grupo (Señala a sus compadres), en tanto que médicos de profesión, siempre hemos dicho que la ciencia es más noble que la política, por la sencilla razón de que es más exacta... pura... es decir: no está contaminada con las pasiones humanas. Sin embargo, somos políticos y en camino de la negociación andamos. En este tramo de camino, después de la estabilidad que dan el orden y la paz, nos encontramos, de pronto, con que otros están al acecho, dispuestos al cultivo de la vanidad personal y a la venganza. Esos otros nos quieren quitar las riendas de la uni. Esos son los dolidos de siempre, los inconformes con su destino histórico, los vengativos y peligrosísimos profetas de la anarquía y el comunismo. ¡Lo malo es que los tenemos adentro! (Agitación en la asamblea. Sospechosamente se miran unos a otros, revisan en los rincones, bajo los asientos, en el techo...)... no se agiten, no se agiten... No adentro de este auditorio, ni en nuestro cuerpo de vigilancia... ¡Están adentro de nuestra alma mater! ¡Entre los cien mil estudiantes, trabajadores y profesores que forman nuestra querida uni!... pero no todo está perdido: Todavía tenemos la sartén por el mango... Yo preguntaría: ¿Quién de ustedes es miembro o simpatiza con algún partido comunista? (Silencio y estupefación en la sala)... ¿Alguien pertenece al PAN? (Se levantan unas manos aisladas)... ¿Al PRI? (La mayoría de las manos en alto) Bueno, pues ahora, dado el clima de agitación que están provocando los comunistas, y tomando en cuenta la coyuntura electoral, todos seremos priistas... (Silencio expectante) ¿Están de acuerdo? ¿Alguien se opone?... ¿Alguien tiene alguna pregunta?... Quien esté de acuerdo en ser, de ahora en adelante, miembro del PRI, que lo manifieste levantando la mano. (Todos, unánimemente, levantan la mano) Ahora que todos somos para uno y uno para todos, explicaremos el plan de defensa y ataque a la oposición. ¡Adelente, Celestino!

CELESTINO:

Hay una agitación opositora que se mueve en dos planos: en el interior y en el exterior. Del interior proviene una agitación estudiantil y sindical encabezada por la izquierda: del exterior una ofensiva desprestigiadora y publicitaria protagonizada por el senador Caballeroso. A la oposición interna se le controlará cerrando filas en torno a la candidatura de Rino; a la oposición externa negociando con el gober y apoyando abiertamente al candidato del partido. Al interior debe de imperar la discilplina férrea y el control absoluto de los trabajadores y los estudiantes; al exterior debe de imperar la política del avestruz y la definición incondicional y pública al favor del candidato; al interior la mano dura de la represión psicológica y física, y al exterior confiar en que la dinámica del partido en las elecciones estatales y federales impondrá la disciplina y la unidad de sus miembros. En síntesis: a la oposición interna sólo la podemos controlar nosotros; a la oposición externa la controlará el alto mando del partido. Proponemos que en asamblea solemne de junta de directores, se concrete un apoyo militante al candidato de nuestro partido, y que inmediatamente, avalados por el gober, se le haga la invitación oficial. Como es natural, los negociadores deben de ser nuestros jefes de la uni. Gracias. (Aplausos y vivas).

RECTORRR:

¿Cuál es tu plan, Germán?

GERMAN:

(Estricto) ¡La presión psicológica y la violencia física son urgentes y necesarias! ¡Propongo que en privado, todos los directores exijan votar por Rino! ¡Que a los estudiantes revoltosos se les amenace con desaparecer sus kardex y cancelar sus derechos universitarios! ¡Que a los trabajadores se les amenace con retener sus cheques y se les señale la posibilidad de turnar sus expedientes al departamento jurídico! ¡Hay que fortalecer el área de vigilancia e infiltrar gente nuestra en las sociedades de alumnos!

En síntesis: ¡Amenazar directamente a los que apoyan o simpatizan con los líderes de la planilla comunista! (Aplauso cerrado, vivas y hurras).

SANCHO:

(Solícito) Por nuestra parte, y dadas las condiciones explosivas de una facultad como la nuestra, hemos intensificado los bailes de fin de semana, los concursos para premiar a la pareja de estudiantes más bellos y simpáticos, las rifas y la venta de nachos y tostaditas. Pensamos que estas actividades distraen la atención de los estudiantes sanos e impide que los agitadores -que son unos cuantos- hagan proselitismo. Aplicaremos encuestas entre los trabajadores para saber quiénes son potencialmente simpatizantes de la planilla enemiga. La presión psicológica por la vía del kardex y la retención de los cheques que propone Germán la aplicaremos puntualmente. (Aplausos).

RECTORRR:

¡Yo opino que en tu facultad, Sancho, es donde hay mayor infiltración subversiva!

SANCHO:

(Contrito) Sí, jefe.

MORE:

¡No hemos olvidado que usted fue miembro del partido comunista!

SANCHO:

¡Lo sé doctor Moré, lo sé!

LETOD:

¡No desviemos la discusión! Este no es momento para sacar trapitos al sol.

CHULINA:

¡Yo avalo la conducta de Sancho! Nos ha dado todo el apoyo para organizar la mesa directiva. Además nos permite promover y vigilar los bailes de fin de semana.

RECTORRR:

¡De acuerdo, de acuerdo! ¡Dejemos el asunto! Debemos de estar unidos y eso es lo que importa. Quisiera saber cómo va el asunto de los químicos, ¿están controlados? ¿No se agruparán al lado de la planilla contraria?

SEVERINO:

¡De ninguna manera! El caso está clausurado. Gracias a la inteligente y profesional asesoría de Justin-pá, y a los muchachos de Fortino, levantamos expedientes y expulsamos a los agitadores. El equipo de futbol americano de la escuela se mantiene vigilante las veinticuatro horas. Es cierto: estuvieron a punto de quitarme la dirección, pero el uso de la fuerza y de los reglamentos impidieron una catástrofe. Gracias también a Rino, la sección sindical se mantuvo controlada.

RECTORRR:

Estamos al tanto del severo control que existe actualmente en Ciencias Químicas... ¿Pero qué hacemos con la prensa?

SANCHO:

¡Cierto! Tenemos una imagen muy desprestigiada.

MORE:

¡Ese pinche Porven... (le viene el dolor de úlcera).

LETOD:

Tranquilo, Moré, tranquilo... ¡Cuídate la úlcera!

ARECH:

Nuestro grupo ha decidido negar todo tipo de información a ese periódico. Hemos visto que sólo se dedica a caricaturizarnos. Ahí el único aliado que tenemos es el articulista Arreó.

RECTORRR:

(Desesperado) ¿Qué hacemos con ese periódico?

LETOD:

¡Nada! En las condiciones en que estamos es peligroso enfrentarse a la prensa.

ARECH:

En los otros periódicos nos atacan mucho el caricaturista Geroca y el editorialista Villegón. Eso sí, nuestros aliados hasta la muerte son el ya mencionado Arreó y el Abogado del Diablo...

LETOD:

¡Del Pópolo!

ARECH:

¡Ah, El Abogado del Pópolo!

GERMAN:

¡Y no se diga de nuestro querido amigo Stimpre-ss!

RECTORRR:

¡Además los artículos del compadre Letód siempre nos dan la mano!

RINO:

(Que un buen rato ha estado pidiendo la palabra). Yo pienso que hay que tener mucho cuidado con los reporteros: si se nos pasa la mano es obvio que los periódicos pondrán el grito en el cielo.

FORTINO:

(Se da por aludido) ¡Rino no entiende que mis muchachos no son adivinos para saber quién es estudiante y quién es reportero!

RINO:

(Intimidado) No estoy acusando, ni mucho menos. Si hay que cargar la mano, ¡Pues ni modo!, la cargaremos. Solo decía para prevenir los ataques de los periódicos.

CHULINA:

(Triunfante) ¡Es más! ¿Cómo vamos a saber si son agitadores disfrazados de reporteros?

RECTORRR:

(Exasperado) ¡Silencio! ¡Silencio! ¡La asamblea está perdiendo estilo! Hay que considerar lo que dice Rino. Ya no quiero que la prensa me trate como inepto, inculto y titiritero... ¿En qué estábamos?

LETOD:

... El plan de acción.

RECTORRR:

¡Que hablen Rino, Justin-pá, Fortino y Chulina! ¡En ese orden! ¡El que interrumpa o polemice será expulsado de la asamblea!

RINO:

(Tímido) Quisiera saber si vuestro grupo y esta asamblea están dispuestos a dar el apoyo incondicional a mi candidatura a la Secretaría General del Sindicato. Entiendo que hay oposición a que yo sea la persona elegida...

MORE:

(Furioso)... ¡Rumores! ¡Puros rumores! (A Letód) ¿Quién filtró esa información?... (Otro ataque de úlcera).

RECTORRR:

Por favor, Moré, ¡No me interrumpas!

RINO:

¡Perdón! Pero me gustaría que esta asamblea se pronunciara a mi favor...

RECTORRR:

... ¡Se pronuncia!... ¿Hay alguna objeción?

MORE, LETOD, ARECH:

¡Apoyemos a Rino!

SEVERINO:

¡Apoyemos a Rino!

SANCHO:

¡Apoyemos a Rino!

JUSTIN-PA:

¡Apoyemos a Rino!

GERMAN:

¡Apoyemos a Rino!

CELESTINO:

¡Apoyemos a Rino!

FORTINO:

¡Apoyemos a Rino!

CHULINA:

¡Apoyemos a Rino!

DIRECTOR 1:

¡Apoyemos a Rino!

DIRECTOR 2:

¡Apoyemos a Rino!

DIRECTOR 3:

¡Apoyemos a Rino!

DARIPO:

¡Apoyemos a Rino!

TODOS:

¡Apoyemos a Rino!

RECTORRR:

¡Adelante Rino!

RINO:

(Visiblemente emocionado) ¡Les agradezco su confianza política! Mi plan es éste: Primero: Un desplegado a toda página publicado en los periódico locales y nacionales, en apoyo al jefe y atacando al senador. Segundo: Otro desplegado firmado por todas las secciones del sindicato en apoyo a mi candidatura, denunciando los orígenes subversivos y la ilegitimidad de la planilla contraria. Tercero: un presupuesto especial para desayunos, comidas y cenas de campaña. Cuarto: que cada sección de licencia a veinte trabajadores para que organicen la publicidad y las actividades de mi campaña. Quinto: Asesoría y apoyo logístico de Celestino, Germán, Fortino y Chulina. Séptimo: utilizar la frase "Alere flammam veritatis" como lema de mi campaña. Es todo.

RECTORRR:

¡Concedido! ¿Alguna objeción? ¡Levanten la mano los que estén de acuerdo! (Todos levantan la mano) ¡Perfecto! ¡Justin-pá tomará la palabra!

JUSTIN-PA:

Por si las dudas, yo propongo que al senador se le levante una demanda por difamación, ¡Por si las dudas! Aunque yo creo que la estrategia del doctor Letód es la correcta, es conveniente ir preparando los expedientes para ajustar las cuentas a los agitadores. Las causales pueden basarse perfectamente en real o supuesta violación al reglamento universitario, a saber: organizar huelgas; daño a las instalaciones; faltas y retrasos en el trabajo; agitar, verbalmente en las aulas; pegar propaganda subversiva en los corredores o en los sanitarios; posesión de drogas o ingestión de bebidas alcohólicas en el campus universitario, etcétera, etcétera. Como pueden ver, las posibles causas son muchas y diversas. Propongo también que se designe una partida presupuestal especial y generosa para indemnizaciones forzadas o voluntarias, y para gastos y gratificaciones a los amigos funcionarios de Conciliación y Arbitraje. ¡Los mecanismos jurídicos siempre pueden prevenir o controlar las revueltas políticas!

GERMAN:

(Entusiasmado) ¡Bravo! ¡Bravo! (Silencio embarazoso. A una señal de Rectorrr, todos gritan ¡Bravo!)

RECTORRR:

Inspirado y elocuente esta noche has estado, Justin-pá. ¡Consideramos tu aumento de sueldo!

SEVERINO:

¡Absolutamente genial, este Justin-pá! ¡El colaboró eficazmente en la corrida de los químicos comunistas! ¡Absolutamente genial!

FORTINO:

(Celoso con el éxito de Justin-pá) Este... este... debo decir que yo no tengo muchas palabras... ¡Pero tengo mucha fortaleza física! (Muestra su musculatura). Tengo un plan de ataque que abarca el frente interno y el frente externo. Cinco grupos de amigos nuestros realizan intensos entrenamientos psicológicos y físicos, para enfrentar a los agitadores. Nuestros muchachos están destacados para hacer frente los estudiantes en el interior mismo de las facultades y prepas. En químicas el experimento dio resultado. Los muchachos están preparados también para intimidar a los del sindicato. El día de la elección emplearemos la presión psicológica y, en caso necesario, la fuerza física. El frente externo es el más difícil. Si el senador emplea a sus golpeadores, estamos perdidos, a menos que contratemos a nuevos elementos, lo que implica mucho presupuesto...

RECTORRR:

... ¡Lo conseguiremos!

FORTINO:

Si se unen los muchachos del senador con los estudiantes y los trabajadores subversivos del sindicato, todo estará perdido.

MORE:

¡Razón de más para negociar cuanto antes con el gober y con el candidato!... (El dolor de úlcera).

LETOD:

De todas maneras, Fortino debe preparar a sus muchachos, ¡Es mejor morir de pié que con las manos cruzadas!

RECTORRR:

¡No se discuta más! ¿Quieres decir algo Chulina?

CHULINA:

¡Pienso igual que Fortino!

RECTORRR:

¡Queda aprobado el plan de acción! Cada uno trabajará en su área. En cuanto negociemos con el gober y con el candidato, habrá nueva junta de directores. ¡Se levanta la sesión! (Salen).

 

X. LA MAFIA BLANCA CELEBRA NEGOCIACION

RECTORRR:

¡Perfecto, perfecto! ¡Todo salió como habíamos planeado!

LETOD:

Con la intervención del gober, el asunto del senador está liquidado. Mientras dure la campaña no habrá más ataques.

MORE:

¡Ahora todas las baterias hay que enfocarlas a los comunistas y a los grupos que quieren quitarme la rectoría!

LETOD:

Con la visita del candidato y el gober a la próxima junta de directores, aseguraremos el triunfo.

ARECH:

¿Invitamos a la prensa?

LETOD:

Sí, el apoyo del gober y del candidato hay que difundirlo por todos los medios masivos posibles. Eso desalentará y atemorizará a los enemigos.

RECTORRR:

(Feliz) ¡Perfecto! ¡Perfecto! Avisemos a los directores y a la prensa, ¡Debe de ser un acto apoteótico!

MORE:

¡Nos retiramos! (Salen Moré, Letód y Aréch, Rectorrr descansa en su sillón; se incorpora y hace algunos movimientos de karateca; toma sus binoculares y observa hacia un punto determinado. Suena el teléfono directo).

RECTORRR:

¿Sí? ¡Chulina!... ¡¿Cómo?!... ¡¿En el café del Paso Hotel?!... ¡Sí!... ¡No, no!... ¡¿De dónde salió ese rumor?!.... ¡¿Del palacio de gobierno?! ¡Chulina, te ordeno que sigas los pasos de esos traidores! ¡Busca a Fortino y pasen por mí inmediatamente! ¡Los agarraré con las manos en la masa! (Rectorrr intensifica de manera violenta sus ejercicios Karatecas. Revisa la pistola y se pone el casco nazi. Espera impacientemente. Llegan Chulina y Fortino).

FORTINO:

¡A sus órdenes, jefe!

RECTORRR:

¡Vámonos! (Salen).

 

XI. TRES DIRECTORES CONSPIRAN EN UNA CAFETERÍA

(Todos visten chaquetas de futbol americano con los siguientes membretes: Contaduría, Mecánica y Políticas).

DIRECTOR 1:

(Conspirador) ¿Apoyará el gober la elección de Moré o la reelección de Rectorrr?

DIRECTOR 2:

¡Hay rumores! ¡Se dice que nos mandará llamar!

DIRECTOR 3:

¡Es peligroso! Yo estoy contento y feliz con Rectorrr. Pero si el gober no lo quiere, pues...

DIRECTOR 2:

¡A la mejor no es el gober el que no lo quiere! ¿Qué tal si es el candidato el que no lo quiere?

DIRECTOR 1:

Si el gober nos llama y nos da esperanzas, como se rumora, ¡Yo me arriesgo!

DIRECTOR 3:

¿Quién tiene más poder, el gober o Rectorrr?

DIRECTOR 1:

¡Pues el gober!

DIRECTOR 2:

¡Pero ya va de salida!

DIRECTOR 3:

¡No le hace! ¡Ya ven lo que paso con los diputados federales!

DIRECTOR 1:

¡Sí, impuso gente de su confianza política!

DIRECTOR 3:

¡Si el gober designa a cualquiera de nosotros, tenemos que hacer una alianza!

DIRECTOR 2:

¡Una alianza sólida!

DIRECTOR 1:

¡Una alianza de Contaduría, Mecánica y Políticas!

DIRECTOR 2:

¡Con otras cinco escuelas seremos el cuarenta por ciento de la fuerza política!

DIRECTOR 1:

¡Armaremos encuestas para llamar a elecciones que rechacen a la Mafia Blanca!

DIRECTOR 3:

¡Sí, pero hasta no saber que el gober nos apoya!

DIRECTOR 1:

¡Sí, precipitarnos sería como cortarnos la cabeza!

(Intempestivamente entran Rectorrr, Fortino y Chulina).

RECTORRR:

¡Así los quería agarrar! ¿De qué se trata señores? ¿Con que jugando a las escondidas? ¿Pretenden emboscarme? ¿De dónde salió el rumor que el gober los llamará para consultarnos sobre las próximas elecciones de rector?

DIRECTOR 1:

(Intimidado) Este... Este... ¡Nos llegó la información por la oficina del tesorero municipal, Jefe! ¡Ni piense que tramamos un chaquetazo!

DIRECTOR 2:

(Hipócrita) Nada más queríamos intercambiar algunas impresiones antes de informarle a usted, jefe.

DIRECTOR 3:

Nos extrañó que en el rumor sólo a nosotros se nos tomara en cuenta. ¡Hemos pensado que seremos siempre fieles a su política!

DIRECTOR 2:

¡Nosotros nunca seremos oportunistas!

RECTORRR:

¡Más les vale! Cometieron un grave error al no informarme inmediatamente sobre el rumor ese, ¿por qué lo tenían guardado? ¡No se les olvide que nuestro grupo está negociando directamente con el gober y con el candidato! ¡Al que quiera jugar rudo le corto el pescuezo! ¡Vámonos muchachos! (Salen Rectorrr, Fortino y Chulina).

DIRECTOR 1:

¡Tal vez el rumor sea una táctica maquiavélica del gober!

DIRECTOR 2:

¡Tal vez!

DIRECTOR 3:

¡Yo prefiero esperar a la nueva junta de directores!

DIRECTOR 2:

¡Yo también!

DIRECTOR 1:

¡Yo también! (Salen).

 

XII. LA MAFIA BLANCA CELEBRA NEGOCIACION.

MORE:

¡Méndigos directores!

ARECH:

No te alteres compadre... ¡La úlcera!

MORE:

¡Que me importa la úlcera!... ¡Oportunistas ¡Quieren jugar rudo!

ARECH:

¡Si sólo fuera un rumor! ¡Es claro que todos quieren madrugarme!

ARECH:

Tranquilo, compadre. No deben tardar Rectorrr y Letód. Tenían la cita para las dos de la tarde y ya son las cuatro. Seguramente traerán buenos informes. (Entran Rectorrr y Letód).

RECTORRR:

¡Puro rumor!

LETOD:

¡El gober nos garantizó la rectoría! Lo anunciará en la próxima junta de directores.

RECTORRR:

¡Dijo que el rumor lo desató la iniciativa privada!

LETOD:

De todas maneras hay que vigilar a esos conspiradores.

RECTORRR:

(Feliz) ¡Se quedarán vestidos y alborotados! ¡Por lo pronto no voy a permitir que el director de Contaduría participe en la junta!

MORE:

¡Él es el oportunista principal! ¡Y tan fiel que nos era!

RECTORRR:

(Tranquilo). Todos están avisados para la junta.

ARECH:

¡Todo mundo está avisado! ¡La prensa también estará presente!

LETOD:

Para el relax, yo les invito la cena. (Salen).

 

XIII. HOMENAJE AL GOBER, APOYO INCONDICIONAL AL CANDIDATO, AVAL POLITICO A LA MAFIA BLANCA Y ALTERCADO CON LOS PERIODISTAS.

(Excepto el director de Contaduría que pretende entrar y es rechazado a empujones por Fortino, Chulina y Severino, están presentes todos los participantes en la primera junta de directores, llevan el mismo vestuario. Periodistas de radio, prensa y televisión, fotografían, filman y toman nota del incidente. Hay una atmósfera grotescamente ritual. Ostentosamente aparecen Rectorrr, Moré, Letód, Aréch, el gober y el candidato. Se escucha un estruendoso y cerrado aplauso. En tanto que Rectorrr, Moré, Letód y Aréch permanecen rígidos y en posición de firmes, el gober y el candidato hacen reverencias, saludan con el brazo en alto y sonríen a las cámaras).

RECTORRR:

¡Señores directores y amigos! Esta junta es histórica. Hoy no celebramos una junta más como todos los viernes. Hoy estamos en junta solemne para recibir a dos dintinguidos amigos nuestros... a dos preclaros gobernantes... ¡A nuestro gober del estado y a nuestro candidato a la gubernatura por nuestro nacionalista partido revolucionario institucional! (Aplausos, flashes de cámaras, abrazos en el estrado, sonrisas...)... la crisis económica nos llama a cerrar filas contra los enemigos y los resentidos políticos: nos llama al activismo militante a favor de nuestro candidato y de nuestro partido. Por eso... por eso... la paz y el orden de nuestra alma mater... están canalizados a fortalecer el triunfo de nuestro candidato. Puesto que todos somos militantes en el mismo partido, hoy garantizamos que el orden en la uni abrillantará las elecciones y la imagen de nuestro futuro gober. ¡Los amigos de la uni siempre serán premiados! Nuestro grupo ha decidido homenajear a nuestro querido gober entregando, en sesión solemne, la medalla alfonsina que simboliza la entrega y el apoyo incondicional a nuestra alma mater. Le entregaremos también la toga que para nosotros simboliza el apoyo a la causa académica; el birrete que simboliza el conocimiento y la sabiduría; la antorcha en la que, luminosa, arde eternamente la flama de la verdad, y el pergamino de reconocimiento al máximo grado académico. ¡Nuestro querido compadre Moré será el maestro de ceremonia! (Moré conduce al gober hasta el centro del estrado. Silencio expectante. Daripó acerca una maleta donde se guardan los símbolos. Moré le coloca la toga al gober; hay un breve forcejeo porque la medida no es la adecuada, razón por la cual se atora en la cabeza del gober; con unas tijeras se hace una abertura al cuello y se soluciona el problema. Luego Moré pone en la cabeza del gober un birrete evidentemente ridículo de tan pequeño. A continuación le cuelga una medalla exageradamente grande y brillante. Al final le entrega una antorcha y con un encendedor trata de encenderla; el encendedor falla. Chulina, apresuradamente saca una cajetilla de cerillos y logra encender la antorcha. A una señal enérgica de Rectorrr, todos aplauden y corean hurras y vivas. Se toma fotos y se filma la ceremonia desde todos los ángulos. Moré, exaltado).

MORE:

¡Amigos! ¡Colegas!... ¡He aquí al hombre que salvó a la uni! ¡Observad la gallardía con las que nuestro gober ostenta la toga y el birrete, máximos y solemnes símbolos de nuestra vida intelectual y académica! ¡Observad el brillo que expide la medalla alfonsina! Ese brillo sólo podía brillar en todo su esplendor en el pecho de un hombre valiente y meritorio como el gober, del hombre sagazmente político que ayudó a solidificar el orden y la paz en nuestra querida uni... en nuestra querida uni que en tiempos pasados fue presa de la anarquía y la subversión guerrillera... ¡Pero observad! ¡Observad! ¡Cómo arde en su mano firme la flama de la verdad eterna, la flama del valor y la fuerza heroica de los hombres nacidos para gobernar con energía las masas amorfas! (Pausa). En esta hora solemne e histórica, con la entrega de este pergamino (Entrega al gober) a nuestro querido gober, lo declaro "Doctor Honoris Causa" por nuestra querida uni. ¡Muchas gracias! (Aplauso, vivas y hurras).

EL GOBER:

Ciudadanos universitarios: tengo el enorme placer de estar ante ustedes, de asistir a esta solemne ceremonia. El señor Rectorrr nos ha hecho el favor de organizar esta junta de apoyo abierto y militante a nuestro candidato a la gubernatura, y ha decretado también este homenaje simbólico en reconocimiento a mi constante preocupación por mantener la paz y el orden en nuestra querida uni. En estos tiempos críticos se necesita de la unidad para enfrentar ¡y aplastar! a la oposición, a una oposición ilusa que ignora que el pueblo va a votar unánimemente por nuestro partido, por el partido de las mayorías que hicieron la revolución mexicana para que hubiera justicia y libertad: El partido revolucionario institucional. Los de la oposición del PAN que quieren vivir del pasado, están condenados a hacer el ridículo... los de la oposición que pretenden imponer una ideología extranjerizante y subversiva vivirán de las migajas de nuestro partido... ¡La oposición sólo emite críticas, quejidos y lloriqueos! ¡Porque el PRI es invencible! (Aplauso cerrado). Gracias, muchas gracias. Sé de la preocupación que les embarga a propósito de las recientes declaraciones del senador Caballeroso publicadas en los periódicos. Ese asunto está solucionado; por órdenes de las esferas supremas de nuestro partido me han pedido que llame enérgicamente a la cordura y a la disciplina. Tanto el senador como el señor Rectorrr han hecho las pases y se han comprometido a unir esfuerzos en la campaña de nuestro candidato. Eliminadas las expectativas, las rencillas y los golpes bajos para ganar el favor de los tres sectores de nuestro partido a la hora de elegir al candidato y como sólo podía ser uno el ungido, hemos asegurado a todos los aspirantes a la gubernatura, un puesto de consolación que va desde una diputación federal hasta un alto puesto en el próximo gobierno. (Aplausos). Estoy minuciosamente enterado de los movimientos que se hacen en la uni a propósito de la elección sindical y la elección del puesto para Rectorrr. Yo les aseguro, amigos, que los agitadores anaquizantes de la izquierda no tendrán en sus manos el sindicato. He prometido a m amigo el Rectorrr que el licenciado Rino tendrá todo el apoyo y el peso político de mi gobierno. De la campaña para elegir Rectorrr también he decidido que si es necesario cambiar las leyes, las cambiaremos, para que Rectorrr continúe otros tres años al frente de la uni. ¡Para eso puse en el Congreso a mis amigos y a mis allegados! Esto se lo digo con seguridad, y casi al término de mi mandato ¡Por la sencilla razón de que siempre he tenido los pantalones bien fajados y los aguacates bien puestos! (Aplauso cerrado y hurras). A ustedes les corresponde solucionar los problemas internos concernientes al sindicato y a la elección de Rectorrr, ¡La oposición subversiva debe de ser aplastada por la buena o por la mala! Las disputas de familia provocadas por el grupo que encabeza el director de Contaduría debe de resolverse con una buena y adecuada repartición del pastel, es decir, proponiéndoles buenos puestos en la próxima administración de la uni. Muchas gracias (Aplausos, vivas y hurras).

RECTORRR:

Hablará el candidato a la gubernatura por nuestro querido partido.

EL CANDIDATO:

(Vacilante) Les agradezco esta oportunidad de hablar ante ustedes. Me identifico con esta asamblea porque yo también fui estudiante y profesor universitario en nuestra alma mater... en mi corazón y en mi mente se grabaron para siempre las palabras ¡Alere flaman veritatis!... ¡Arderá la flama de la verdad! Hoy que por obra y gracia del destino -y por la prolongada y fervorosa amistad que cultivo con el primer priista de México- me encuentro en este trance político de ser el próximo gober de nuestro queridísimo estado de Nuevo León. Repito: me emociona recibir el apoyo entusiasta, militante e incondicional de mis colegas y amigos de la uni. (Aplauso cerrado y vivas)... El apoyo de la uni será prioritario en el ejercicio administrativo y político de mi gobierno. ¡Muchas gracias! (Aplauso cerrado, vivas y euforia desbordada en la asamblea. En el estrado todos muy sonrientes se dan palmaditas en la espalda).

CHUILNA:

(Fogoso) ¡Compañeros de la uni! ¡Gritemos porras para el candidato, el gober, y nuestro jefe!

TODOS:

Siquitibum a la bimbombá siquitibum a la bimbombá a la bio a la bao a la bimbombá el candidato, el candidato ra ra ra. Siquitibum a la bimbombá siquitibum a la bimbombá a la bio a la bao a la bimbobá el gober, el gober, ra ra ra. Siquitibum a la bimbombá siquitibum a la bimbombá a la bio a la bao a la bimbobá el jefe, el jefe, ra ra ra. (Aplausos, vivas y hurras. Poses y sonrisas estudiadas para la prensa y la televisión).

LETOD:

¡Viva el Partido Revolucionario Institucional!

TODOS:

¡Viva!

MORE:

¡Viva la uni!

TODOS:

¡Viva!

RECTORRR:

¡Muera la oposición!

TODOS:

¡Muera, muera, muera! (La asamblea es su máxima ebullición y euforia)

RECTORRR:

¡Silencio amigos! Concederemos un breve tiempo para que los periodistas hagan sus preguntas. ¡Identifíquense! ¡Digan para qué periódico trabajan!

PERIODISTA 1:

¡Del periódico El Porvenir! ¿La política forma parte de la vida cotidiana en la universidad, o solamente se expresa en períodos de elecciones federales?

RECTORRRR:

Mi postura es que en la uni nunca permitiré la infiltración de la política. Aquí se viene a enseñar y a estudiar, no a celebrar disputas ideológicas, movimientos subversivos o campañas partidarias.

PERIODISTA 2:

¡Corresponsal del periódico Uno más Uno del Distrito Federal! ¿El grupo disidente que encabeza el director de Contaduría, revela fuerzas políticas antagónicas en la lucha por la rectoría de a universidad? Si es así ¿la administración que usted encabeza asegura un proceso eleccionario no violento, un proceso democrático?

RECTORRR:

(Cínico) ¿Sabes tú quién hizo al director de Contaduría? ¡Yo! Desde los años agitados de los setentas cuando combatí a los comunistas, el director de Contaduría trabajó bajo mis órdenes. Siempre fue muy dócil pero también muy eficiente como vigilante del orden. Fuimos buenos amigos porque a él también le gusta aplicar la ley de la mano dura, ¿cómo es que de la noche a la mañana vocifera contra mí y se pone la estúpida careta de la democracia? ¡Payasadas, puras payasadas! ¡Lo que pasa que tras él hay un contador que cobra en el municipio! ¡Y el angelito tiene ganas de ser Rectorrr! ¡Pero vamos a ver de cuál cuero salen más correas!

PERIODISTA 1:

¿Esta reunión puede ser considerada como una asamblea de los priistas universitarios?

RECTORRR:

(Ufano) ¡Por supuesto, joven! ¿No ve que todos somos priistas? ¿No escuchó los aplausos, las porras y las vivas? ¿No entendió mi discurso y los discursos del gober y de nuestro candidato a la gubernatura?

PERIODISTA 3:

¡Periódico El Norte! ¿Esta asamblea significa una alianza de la universidad hace con el gobierno y con el partido oficial?

RECTORRR:

(Disgustado) ¡De ninguna manera! No es una alianza... es... es... ¡Una reunión de militantes que trabajan para la candidatura de un compañero! ¡Aquí no hay alianza porque todos somos priistas!

PERIODISTA 4:

¡Periódico El Diario! ¿Está comprometida la universidad a favor del PRI?

RECTORRR:

(Alterado) ¿Es usted un idiota? ¿O qué? Hasta un niño se daría cuenta. ¡Rápido! ¡Otra pregunta!

PERIODISTA 5:

¡Canal 8 de televisión! ¿Para comprometer a la universidad, en tanto institución, en la campaña por las diputaciones y la gubernatura a favor del PRI se tomó en cuenta la opinión de los estudiantes y los profesores? (Inconformidad entre los asambleístas).

RECTORRR:

(Cínico) ¿Para qué? En la uni la máxima autoridad somos yo y la junta de directores. Si nosotros decidimos, los demás, los ciento diez mil estudiantes y profesores tendrán que acatar o.... ¡Atenerse a los reglamentos! No permitimos críticas ni disidencias.

PERIODISTA 2:

¿Y la pluralidad de ideologías? ¿Y la autonomía universitaria? (Risita nerviosa entre los asambleístas y carcajadas histéricas de los instalados en las tribunas. Silencio).

PERIODISTA 6:

¡Corresponsal del periódico La Jornada del Distrito Federal! Rectorrr: ¿esta junta de directores invitará a los candidatos de partidos de oposición? Es decir: el PAN, el PSUM, PRT, PMT, PST, PPS, PR, etcétera. ¿Tendrán oportunidad de dialogar y de exponer sus programas para la universidad?

RECTORRR:

(Histérico) ¡Mire, joven imbécil! ¡Aquí yo soy priista, y no invitaré a ningún candidato de ningún partido de oposición a ninguna otra junta! ¡No voy a a hacer propaganda gratis a la oposición! ¡¿Entiende?! ¡Si quiere publique en su periódico lo que voy a decirle! ¡La máxima autoridad en esta uni soy yo y nadie más que yo!... por eso. ¡Aquí nada más mis chicharrones truenan!... ¡Se acabó, la asamblea! (Mientras rectorrr habla, Germán, Fortino, Chulina y Severino, arrebatan las cámaras fotográficas y a empellones retiran a los periodistas).

JUSTIN-PA:

¡Otra porra para el jefe!

TODOS:

Siquitibum a la bimbombá siquitibum a la bimbombá a la bio a la bao a la bimbombá el jefe, el jefe ra ra ra. (Todos los asambleístas se abrazan, se dan palmaditas en la espalda y brinda. Salen a relucir banderas priistas, retratos del gober y el candidato, matracas, gorrras y camisas impresas, llaveros, plumas, etcétera).

RECTORRR:

(Eufórico) ¡Amigos! ¡Brindemos por esta solemne junta!

TODOS:

¡Brindemos!

ARECH:

¡Brindemos por el merecido premio a nuestro gober!

TODOS:

¡Brindemos!

LETOD:

¡Brindemos por nuestro querido doctor Honoris Causa!

TODOS:

¡Brindemos!

RECTORRR:

¡Brindemos por nuestro futuro gobernador!

TODOS:

¡Brindemos!

MORE:

¡Brindemos porque el orden y la paz en nuestra querida uni duren mil años!

TODOS:

¡Brindemos!

RECTORRR:

¡Daripó! (Daripó se acerca con una caja llena de libros). ¡Amigos! ¡Quiero obsequiarlos con un ejemplar de mi libro de cabecera, mi libro amigo, libro de superación personal, el libro que me ha inspirado en mi lucha política contra el veneno anarquista y marxista! ¡El libro se titula precisamente "Mi Lucha".

GERMAN:

(Exaltado) ¡Mein Kampf! ¡Mein Kampf! ¡Bravo! (Todos felices con su ejemplar, intercambian exclamaciones de júbilo).

RECTORRR:

¡Amigos! ¡Una foto para la historia!... ¡Mostrando la portada del libro! (Daripó coloca una cámara profesional y automática. Todos se agrupan para la fotografía. En primer plano se forman: Rectorrr, Moré, Letód, Aréch, el gober y el candidato. En segundo plano: Germán, Celestino, Sancho, Justin-pá y Severino. En tercer plano: Fortino, Chulina, Rino y Daripó. En cuarto plano: los directores de Contaduría, Mecánica y políticas. Todos posan con gesticulaciones grotescas. Con el flashazo y el click de la fotografía, se congela la escena).

TELÓN.

Dibujos de portada y páginas interiores: Geroca

Diseño Gráfico: Mauro Machuca

Ediciones Castillo. Monterrey, N.L. México. 1985.