header
Martes, 04 Marzo 2014 20:25

Retrato de un activista chicano *

Written by Rogelio Flores de la Luz

 ROGELIOACTIVISTA

1.- El Activista, escrito por Raúl Caballero García (UANL/ La Quincena, Monterrey, 2012), combina la investigación periodística con testimonios, para contarnos la vida de José Ángel Gutiérrez, "vida y sublevaciones" de un "líder emblemático del movimiento chicano en los Estados Unidos".

2.- El activista tiene el mérito de proporcionar al lector los recuerdos de José Ángel Gutiérrez desde su infancia, pasando por los años juveniles de formación, hasta el tiempo en que se convierte en un activista del movimiento chicano con plena consciencia de acciones y consecuencias. No es común encontrar libros sobre la vida y obra de activistas del movimiento social, que brinde al lector un conocimiento directo de la infancia, formación y experiencias de los protagonistas. Y a la vez, permita al lector conocer los aspectos internos, los modos y formas, de los motivos y de la lucha político-social, más allá de las anécdotas personales.

3.- Otro mérito del libro es brindar un panorama general del movimiento chicano. Así mismo, valiosos retratos políticos de los principales dirigentes y sus tendencias político-sociales. El libro presenta a José Ángel Gutiérrez como un activista chicano de por sí, sin otra ideología que el chicanismo. José Ángel recuerda que en las décadas de los sesenta y setenta circularon diversas ideologías y doctrinas políticas de izquierda, el marxismo con diversas tendencia, pero a ninguna al parecer se adhirió.

4.- El movimiento chicano se organiza y cobra fuerza en las décadas de los sesenta y setenta, años de una intensa movilización política y cultural tanto en Estados Unidos como en otras partes del mundo. En Estados Unidos sobresalen el movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos y la movilización, sobre todo juvenil, contra la guerra de Vietnam, el pacifismo-hippismo y la llamada contracultura en el terreno artístico-cultural. Estos movimientos comparten el escenario político-social con el movimiento chicano, aunque este último no alcanza la difusión y el impacto social que los otros movimientos, no obstante compartir con ellos la defensa de los derechos civiles y la lucha contra la discriminación. En El Activista aparecen algunas claves que permiten vislumbrar contactos de los chicanos con afroamericanos, pero estas relaciones no se desarrollaron en alianzas sólidas entre organizaciones; en el movimiento chicano, por ejemplo, surgieron los boinas café con una clara influencia de las Panteras Negras.

5.- A principios de la década de los sesenta, se fundan organizaciones chicanas que juegan un papel importante en el inicio del movimiento: MAPA (Mexican American Political Action) y PASSO ( Political Association of Spanish-Speaking Organizations). Estas dos organizaciones surgen con el objetivo de mejorar la vida civil, económica y cultural de los mexicoamericanos. Años después , José Ángel Gutiérrez se convertirá en uno de los principales organizadores de organizaciones chicanas que se caracterizan por su capacidad de acción y un nacionalismo mexicano que se identifica y reivindica en el nombre Chicano: MAYO ( Mexican American Youth Organization) y el PRU (Partido de la Raza Unida), ambas trabajan para que, de manera independiente, los chicanos ocupen puestos de elección popular, sin depender de los Partidos Demócrata o Republicano.

6.- La figura del activista, proyectada por José Ángel, tiene que ver con la imagen del héroe popular mexicano: entrón para las peleas, mujeriego y tomador. La simpatía que despierta José Ángel en la comunidad mexicoamericana, migrantes y residentes, surge no solamente por su decidida lucha contra la discriminación de los chicanos, sino también por la belicosidad que tiende a la acción y no se raja ante los rangers; y, seguramente, también al hecho de que en el trabajo de organización y pláticas políticas no faltaban algunas cervezas para entrar en calor. José Ángel cuenta que para lograr la movilización de los padres chicanos, en Cristal, Texas, fue importante apelar al orgullo de macho que no permite que discriminen a sus hijas adolescentes en la escuela.

7.- Ante la humillación por motivos raciales, el mexicoamericano saca la casta y se convierte en chicano, expresando un nacionalismo mexicano que exige ser respetado. El chicanismo de José Ángel no sueña con regresar a México, idealizar el pasado azteca o recuperar el territorio perdido; más bien se plantea reivindicar su ser chicano y luchar para incorporarse a la sociedad norteamericana con todos los derechos políticos, sociales, económicos, de los norteamericanos.

El rasgo que define al chicanismo, según Raúl Caballero García, es la "militancia política", y aunque adquiere diversos matices, ser chicano, asumirse como tal, significa un rechazo activo a la discriminación que sufren los mexicoamericanos en Estados Unidos. El chicanismo "se funda en un impulso ideológico que proviene del orgullo de ser mexicano", o de origen mexicano. El chicano resiste la asimilación racista que busca imponerles la cultura y lengua de la tradición anglosajona. Podemos suponer que no todos los mexicoamericanos son o se sienten chicanos.

8.- Otras figuras del movimiento chicano que llaman la atención poderosamente: Reies López Tijerina y su Alianza Federal de los Pueblos, que plantea recuperar las tierras que fueran propiedad original de mexicanos; Rodolfo Corky Gonzales y la Cruzada por la Justicia, de gran impacto en los jóvenes chicanos; César Chávez y su resistencia pacífica en la lucha por reivindicar los derechos laborales de los trabajadores agrícolas a través del sindicalismo.

9.- En estos años que el movimiento chicano está convirtiéndose en uno de los principales asuntos de la agenda política norteamericana (Reforma Migratoria), Raúl Caballero García nos refresca la memoria con una parte importante de la historia del movimiento mexicoamericano.

 

* Caballero García, Raúl. El activista. Vida y sublevaciones de José Ángel Gutiérrez. Universidad Autónoma de Nuevo León. La Quincena. Monterrey, Nuevo León, 2012.

(Imagen tomada de Internet / Derechos reservados por el autor)