header
Martes, 04 Enero 2011 21:27

Diciembre en Greasers Only

Written by Guillermo Meléndez
En el Greasers Only la fiera favorita es Ulises.

Él desprecia las Whiskas porque en el bar

abundan los ratones. Ahora, entre las mesas,

un florista le está sobando el lomo sin saber

que su sangre salvaje se impone de repente

y cuando las caricias no le agradan lanza

un feroz zarpazo contra el que lo apapacha.

Yo estoy entre los incurables de la barra,

enfrente tengo a Marilyn Monroe, un cartel

que anuncia: la posada es el proximo juebes,

a mi lado está el Agualeguas, y al cadalso

donde suele descabezar los falsos divos,

hoy trepó al Voz de Piloncillo, como apoda

con precisa ironía a Julio Iglesias.

De pronto quiebran un salero y la barwoman,

una ninfa jamona que parece la figura central

de un cuadro de Geroca, dibuja con su dedo

una cruz en la sal derramada y aclara:

- No soy bruja pero esto sirve contra el maleficio-

luego limpia la avería con una franela roja

que los cantineros llaman caballo

por una serie de asociaciones ingeniosas

inspiradas en el trapo que las campesinas

usaban para absorber su menstruo.

La mesera, del cajón donde anidan

las cucarachas, saca un arreglo

navideño ennegrecido por el hollín

que despiden los camiones urbanos.

Mientras lo cuelga en la pared

le decimos -esa guirnalda luciría mejor

como adorno de la noche de Halloween.

-Bola de pendejos- responde a los criticones

la damisela de amplios glúteos. Después

vuelve a entornar amable sus ojos pipiliscos

y al ver que me retiro de su pequeño reino

me recuerda: bigotón, te esperamos el jueves

tendremos tamales, frijoles a la charra

y las caguamas van a estar a medio precio.

(Imagen tomada de Internet / Derechos reservados por el autor)